Más
Carrito 0

Conceptos Básicos del Naturismo

Publicado por Diana Gonzalez en

Definiciones breves de los conceptos que rigen el naturismo son necesarias para una mejor comprensión de la medicina natural o estilo de vida naturista. Desde siempre, el instinto natural de hombres y animales les ha guiado a buscar en las plantas la cura de sus enfermedades. La constante experimentación las ha ido llevando a descubrir que no solo es así, sino que hay también, en la naturaleza, otros agentes curativos que pueden ayudar a resolver los problemas de salud de la humanidad mucha más rápida y efectivamente.

Grandes laboratorios buscan afanosa y desesperadamente en las plantas aquellas sustancias con propiedades  químicas específicas que puedan servir para curar o aliviar ciertas enfermedades. La lógica científica es la de localizar estos químicos naturales, aislarlos y luego reproducirlos en el laboratorio sintéticamente. Esta práctica generalizada  en  la  comunidad científica es antagónica a los mejores intereses de la salud del cuerpo humano. Todo compuesto sintético va en  contra de los procesos naturales de vida y de restauración de aquellos  órganos afectados y eventualmente su uso produce efectos secundarios al restar de los órganos sanos.

Anteriormente señalamos que la Medicina Natural parte de principios y leyes universales. Muchos de estos principios y leyes se conocen pues pertenecen a diferentes ramas de las ciencias como la química, la física, la biología, la botánica, la geología, la astronomía, las matemáticas y la fisiología humana, entre otras. Al tratar de reglamentar los conceptos que rigen la práctica de la medicina natural se hace sumamente difícil definir los alcances de una ciencia tan compleja que abarca tantos campos del saber.

Las leyes de la salud, aunque aún no se han codificada en ningún libro bajo ese título, son un conjunto de principios y conceptos que, cuando se ordenan en algún tratado y se aplican íntegramente, en este mismo grado de aplicación, se obtiene el éxito del tratamiento.  Por  eso,  existen  distintos  tipos  de  naturismo  y  los resultados     que    cada    cual    puede    obtener     al    aplicarlo son proporcionales al grado y al tipo de aplicación. Esta reacción es también  relativa al conjunto de leyes que se agrupan en determinado tratamiento. Por eso es que existen diferentes tipos de Medicina Natural o, mejor dicho, se aplica dependiendo del país, del individuo, de sus conocimientos y de la proporción de leyes naturales que se puedan aunar en determinado tratamiento. Como es lógico y natural suponer, a mayor cantidad de leyes que se aplican, mayor también será el grado de efectividad del tratamiento.

La Medicina Natural es el método regenerador de la naturaleza misma.             Desde el punto de vista del enfermo, se puede decir que a mayor grado de        esfuerzo que esté dispuesto a hacer la persona por su salud, mayor será el éxito y más rápido se verán los resultados. Por esa razón existen también naturópatas de diferentes filosofías en todo el mundo. A mayor comprensión de las leyes naturales, mayor será el alcance y el éxito de sus aplicaciones.

La medicina natural es tan noble que, con la aplicación de un sólo principio, en un momento adecuado y en un determinado caso, puede producir un milagro. En otros casos, con sólo balancear una  deficiencia, el paciente responde curativamente. A esta capacidad que tiene la naturaleza de restaurarse es lo que llamamos Medicina Natural. Ocurre en todos los órdenes y un ejemplo muy simple es cuando se troncha o arranca una rama de un árbol o se quema un bosque. En poco tiempo la naturaleza cicatriza y reverdece compensando maravillosa y naturalmente el trauma. Lo mismo se puede aplicar al cuerpo humano cuando se enferma o se hiere. Pero lo más interesante resulta cuando se pueden estimular estos procesos en una acción correctiva para curar las cicatrices de accidentes o de cirugías que en muchos casos, aunque sean internas, pueden ocasionar incapacidades permanentes o ser limitantes en diferentes grados.

"Es mejor prevenir que tener que lamentar  dice un antiguo y conocido proverbio. Sobre esta base se puede decir que la primera función de la medicina natural es prevenir. La segunda es mantener la salud y la tercera corregir las deficiencias resultantes de las violaciones a las leyes naturales de la salud.

Las leyes de la salud son muchas y como no se enseñan en ninguna escuela, la gente nace, vive y crece en total ignorancia a los principios básicos que rigen la naturaleza humana, el ambiente, la agricultura, la ecología y los recursos naturales de que disponemos. Esta falta de conocimiento es lo que hace que, en vez de actuar en favor de las leyes de la salud, obremos casi en acuerdo mutuo para desbalancear la naturaleza en todas sus expresiones.

Aun los más destacados científicos del mundo, cuando elaboran sus fórmulas y teorías, tienen que tener en cuenta las leyes naturales para lograr el éxito. Aunque la mayoría de las veces, el científico obra en contra de la naturaleza, no puede sustraerse la realidad que lo obliga a tener en cuenta que luchar contra la naturaleza es perder irremediablemente.

Toda la gente, las plantas y los animales están regidos por estas leyes universales.  Toda la creación debe de responder a este orden establecido.  Pero el hombre ha cambiado, ha violado, ha alterado y a tratado de vulnerar, de una u otra manera, todos los procesos naturales que fundamentan  estos  principios.    Han  sido  los  humanos quienes han trastornado todo el orden natural de las cosas. Los resultados de esta desafortunada intervención no pueden ser peores: plagas, desastres, enfermedades incurables, cataclismos, contaminación, degeneración y muerte.

Desde que se tiene conocimiento, el hombre ha sido la única criatura que se ha dedicado a cambiar o alterar el orden natural de las cosas. El don de la inteligencia se ha usado para experimentar en contra de las leyes naturales.

Los tres grandes "pecados" contra la naturaleza son: 1. comer la carne de los animales muertos y alimentar los niños con leche de animales 2. cruzar las especies de animales y de vegetales mediante la hibridación o la intervención genética; y 3. contaminar el ambiente y destruir los árboles. Estas tres grandes violaciones a la ley natural son básicamente la causa de todos  los  males  que  sufre  el  hombre,  el planeta  y  el  ambiente.

Algunas personas están tan acostumbradas a su falta de energía que creen que nacieron con ella. Esta conformidad no les permite advertir la gradual y constante perdida de energía que se añade cada año. Los 6rganos que fueron heredados con deficiencias y los que poco a poco se debilitaron como consecuencia de los malos hábitos de vida, quedan susceptibles y sucumben poco a poco a la gran presión negativa a la que son sometidos.

Como mencionamos al principio, la medicina moderna ha fallado en su intento de resolver los problemas de salud de la humanidad. Al tratar de clasificar las enfermedades por los síntomas se aleja de las necesidades básicas de los enfermos y no puede producir solución para dichos problemas hasta que estos llegan a convertirse en causas agudas o crónicas. No obstante, hace falta una clasificación, pero no de los síntomas, sino más bien, de la individualidad bioquímica del paciente. Este conocimiento permite aplicarle los patrones de análisis correspondientes que permitan al profesional conocer la fase orgánica en que funciona dicho enfermo y poder llevarlo por etapas hasta su total recuperación.  Por lo tanto,

en vez de clasificar los síntomas para bautizarlos con un nombre, es menester clasificar la causa para someterla a tratamiento. El fin que se persigue en todos los casos es común. A saber: LA CURACIÓN NATURAL que si bien elimina los síntomas es porque va a la causa y eliminada la causa, desaparecen los síntomas.

EL SEGUIMIENTO NATURISTA A LA ENFERMEDAD

 "La enfermedad es un esfuerzo que hace la naturaleza por librarse de las condiciones resultantes de una violación a las leyes de la salud". De acuerdo a esta definici6n, los síntomas son las señales de que el cuerpo lucha internamente por librarse de la enfermedad y cualquier tratamiento debe ir dirigido a ayudar a la naturaleza a desprenderse de las condiciones que hayan resultado del constante vivir sin conocer o practicar las verdaderas reglas de la salud. Par lo tanto, sepamos o no la naturaleza del problema específicamente, el primer paso a dar cuando hay señales de lucha interna o de "enfermedad" es:

1. Ayudar a abrir  todas  las vías  de  salida  o  de excreción del cuerpo;

 Detener la entrada de toda comida que, de alguna manera, pueda- introducir toxinas o proteínas al cuerpo o recarguen u obstruyan los órganos encargados de procesar y eliminar dichas sustancias;

 2. Adoptar inmediatamente y poner en práctica las siete principios básicos para la salud que son: aire puro, agua pura, descanso, ejercicio, temperancia absoluta, alimentación sana o ayuno y confianza en Di

 Es sorprendente la cantidad de sustancias tóxicas, parásitos, basura orgánica, depósitos sólidos, residuos alimenticios, grasa putrefacta, rancia y otros elementos minerales insolubles que recargan e impiden al organismo funcionar libremente y sin perder energía. Los principales órganos de excreción de todas esas sustancias son los intestinos, los riñones y la piel. Otros órganos como el hígado, la vesícula, el páncreas y el baso ayudan a producir cambios bioquímicos en la conversión o catabolismo de las sustancias de desecho hasta su final eliminación. En caso de que no haya la oportunidad de excretarlas, se encargan de almacenarlas hasta que se presente dicha oportunidad.

Debemos pensar en nuestro cuerpo, que ha vivido por muchos años violando las leyes de la salud, como en una casa abandonada que hace muchos años que no se limpia. Durante ese tiempo el cuerpo, aunque ha eliminado parte del grueso de su residual, no ha podido librarse de todos los elementos que han entrado a través de la ingestión. Las substancias acarreadoras son, entre otras: las comestibles enlatados, los tintes de cabello, los jabones químicos, los pesticidas industriales y domésticos, los trabajos dentales, las vacunas, las drogas, los tintes de las telas, los desodorantes, las perfumes químicos, los gases atmosféricos de las industrias, de los automóviles, colorantes artificiales, cosméticos químicos, metales pesados, el agua de la cañería, las carnes de los animales muertos, las hormonas, el estrógeno que contienen las carnes y otros contaminantes. Si a estos le sumamos la adrenalina del estrés que se produce coma consecuencia de la complicada vida moderna, estamos sometiendo al cuerpo humano al más torturante de los castigos que sociedad alguna había producido en el pasado.

El cáncer es la suma total resultante de toda esta actividad química, la cual mina la estabilidad física y espiritual de los seres humanos y los esclaviza hasta exterminarlos. Por eso necesitamos aprender los métodos preventivos y las alternativas correctivas que puedan evitarnos contraer cáncer, por consiguiente, sufrir los tratamientos médicos hospitalarios.

Existen varias formas de ayudar a la naturaleza en su trabajo de limpiar el cuerpo de todos estos elementos contaminantes y dañinos. La primera que estudiaremos es la más importante debido a que tiene aplicación tanto interna como externa, es decir, doble aplicación.

La enfermedad es un conjunto de síntomas que nos alerta de que en algún lugar el cuerpo humano está haciendo un esfuerzo por librarse o compensar las deficiencias que se han producido coma consecuencia de:

 1. factores externos: estos son los que afectan la vida o la salud de las célul Toxinas que pueden contaminar los alimentos, el agua o el aire que se ingiere, las que se respiran o con cuales se entra en contacto, sea por exposición química o  radiactiva, y las que se ingieren con el alimento.

2. factores internos: son los que se crean coma consecuencia de actitudes, ideas o traumas sicológicos que de alguna manera producen desbalances nerviosos, hormonales, endocrinos o síquicos. Cualquiera de los cuales o en conjunto hace del estrés una condición patológica;

3. leyes universales: la violación al código o a las leyes de la salud. Ya sea consciente o inconscientemente como cuando se usan sustancias controladas como drogas, alcohol, cigarrillos, grasa, carne de animales muertos o medicinas químicas con efectos secundarios.

Cuando inconscientemente se incurre en errores nutricionales como malas combinaciones de alimentos, el comer de prisa o fuera de hora, el no masticar correctamente, no tomar suficiente agua, no descansar correcta y adecuadamente, y otras muchas formas o actitudes hacia las necesidades fisiológicas del cuerpo humano, que, por desconocimiento o descuido, se llevan a cabo constantemente.

La medicina natural es la forma más natural que se puede aplicar para restaurar los desbalances que pueden ser causados por todos o cualquiera de los factores contenidos en estos tres grandes renglones. Un ejemplo de medicina natural aplicada a una persona que sufre de las vías respiratorias porque  vive o trabaja en un ambiente altamente contaminado por tóxicos, es el de reubicar esta persona a un área limpia. Su medicina más natural  es primeramente salir del ambiente que le afecta. El segundo paso, es tratar de reparar el daño que causó el tiempo que la persona estuvo expuesta a esta contaminación. El tercer paso, es el de aplicar expectorantes naturales para descongestionar las vías bronquiales afectadas por la exposición y por el tiempo en que se estuvo en contacto con las mismas.

Como puede usted comprender, el naturismo es un media natural y lógico de armonizar el cuerpo humano con el ambiente donde se vivffi.,.ee,ra poder ayudar a una persona a restaurar su salud, el practicante o naturópata debe conocer los principios básicos que rigen la salud del cuerpo así como de la naturaleza o ambiente que le rodea. En cada lugar hay factores distintos que deben ser tomados en cuenta para mayor efectividad en la aplicación de los métodos naturales. La ciencia que estudia y aplica los remedios y las leyes naturales para beneficio del ser humano y su ambiente, se llama naturismo o naturología.

El naturismo o la naturología es un estudio científico que parte de la aplicación practica de leyes físicas, químicas, biológicas, matemáticas, astronómicas y morales en beneficio del hombre y su ambiente. Se sabe que la enfermedad es el resultado de la violación a una o a varias de esas leyes. El naturólogo debe revisar la vida, el medio ambiente y las condiciones internas de cada caso para descubrir cuales son las necesidades básicas de esa persona y luego hacerle las recomendaciones necesarias.

LA  IRIDOLOGÍA

La iridología es la ciencia que estudia el iris del ojo y su relación simbiótica con los diferentes órganos del cuerpo. El iris del ojo es parte de esta  maravillosa estructura que nos permite ver formas y colores. El iris es un diafragma que se abre y se cierra estimulado por la luz exterior. Cuando hay poca luz la pupila se dilata y abre para que entre mucha luz. Cuando hay mucha luz, la pupila se contrae para evitar un deslumbramiento. Esta acción de abrir y cerrar es estimulada por dos importantes sistemas internos. Uno es el sistema nervioso simpático y el otro es el parasimpático. El primero dilata la pupila y el segundo la contrae.

Ambos sistemas, obrando en conjunto, se denominan sistema nervioso autónomo o vegetativo. Una red de nervias conectados al cerebro actúan sobre el borde interno del iris y lo excitan para que abra. Estos nervios están todas conectadas a una red que cierra el circuito y que va a cada órgano del cuerpo y regresa al centro de conexión que se encuentra localizada en los ganglios ciliares.  De la misma manera que la córnea, este convierte las señales visuales en impulsos eléctricos y las lleva al cerebro donde se vuelven a convertir en imágenes. Estas señales también viajan a los órganos y sistemas desde donde retornan al cerebro para llevar impulsos eléctricos que cargan información importante que se registran como señales en la superficie del iris.

Para descubrir cual es la condición interna, se mira el iris del ojo humano. Esa superficie que, en algunas personas es azul y que en atrás puede ser castaño o verde, es como una pantalla de computadora.  En ella el iridólogo, experimentado y conocedor puede ver características que señalan la condición interna del cuerpo humano e indican tanto la causa coma los efectos de las condiciones a las que la persona ha estado  expuesta. Estas  marcas  deben ser  interpretadas  por el iridólogo. La efectividad y precisión del iridólogo dependerá de su sabiduría, experiencia y conocimientos del cuerpo humano.   

Estas señales correctamente interpretadas nos dan una idea clara de cómo se encuentra cada órgano o sistema. Si estos están bien no se produce señal alguna, pero si hay interferencia esta es registrada de forma permanente.

Cuando uno de los nervios del iris es interceptado o afectado por alguna interrupción, las fibras de ese lugar pierden su temple y se afectan de simpático a parasimpático o viceversa. El origen de la serial indica con claridad el origen del impulsa mediante la interpretación experta de las diferentes marcas que producen. Por ejemplo, la formación de un tumor produce una depresión en las fibras del iris. El crecimiento del tumor se podrá detectar por la depresión del área en el iris. Las fibras se separan y forman un gran cráter. Si el problema surge por la acumulación de elementos químicos en el área, la fisura correrá de un sistema al otra.

Dependiendo del estímulo eléctrico negativo, el  área acumulará ácidos que impiden la transmisión de los elementos conductores de carga positiva, como el sodio y el potasio. Esto creara un flujo del sistema que más próximo este al ganglio donde se encuentran las neuronas excitadoras y se inflamara el segmenta. Las sustancias excitadoras son la acetilcolina, la colina cetil­ transferasa y la colinesterasa.

Los iones conductores positivos son sodio y potasio, el negativo es cloro y  el bipolar es calcio. Luego explicaremos los diferentes tipos de calcio y sus funciones como transmisores electivos positivo o negativo.  El voltaje del soma neuronal es de 70 a 100 milivoltios y las diferencias son por factores diversos. La energía que estimula estas reacciones nerviosas y viscerales fluye de los órganos y sistemas al cerebro y de este se devuelve a los sistemas pasando por el ganglio ciliar del cerebro al ojo.

Por esa razón, el origen de la fisura o cráter que se forma en el iris dependerá de donde se origine la interrupción de las señales eléctricas y la distancia a la bomba de sodio más próxima. La membrana de cada nervio posee una bomba de sodio y una de potasio. El sodio es impulsado hacia el exterior y el potasio hacia el interior. Toda sustancia que no pueda pasar por las membranas nasales es iónico o de carga negativa. Aquí se acumulan iones de fosfato, de sulfato y de proteínas no asimiladas o metabolizadas. También se adhieren a estos iones orgánicos, elementos inorgánicos tóxicos y substancias químicas diversas que obstruyen el libre paso por las membranas. Esta carga electronegativa produce su señal en el iris pues interrumpe el flujo electropositivo al cerebro y, por consiguiente, al iris del ojo que es uno de los más importantes terminales de esa computadora.

Así se forma un tumor en un área especifica que se debilitó porque no recibió los elementos necesarios para mantenerse saludable. Un tumor o una obstrucción quística producirá una marca en el ojo parecida a una fisura o un cráter; mientras que una depresión de insuficiencia en un área orgánica producirá una señal prominente coma un montículo en la superficie del iris. O sea, que tenemos que leer las marcas en el iris coma se lee un negativo fotográfico o una placa de rayos x.

Es importante señalar que ciertos factores pueden alterar el buen funcionamiento del sistema nervioso central, donde se producen las señales que van al iris del ojo y que marcan naturalmente la condición de cada órgano y sistema interno. Uno de estos factores es el de algunas drogas que inhiben el  sistema nervioso después de un uso prolongado, los quimioterapéuticos como la cortisona y la prednisona, el AZT y algunos inmunosupresores. Otros factores que pueden afectar las seriales del ojo son las transfusiones de sangre o la inyección de células vivas a través de las venas. Por esa razón, siempre se debe informar el uso de estos en la hoja de información que el naturólogo necesita antes de ver cada caso. Otros agentes que pueden desviar o confundir ciertas señales neuronales son la exposición a radiaciones tanto atómicas como electrónicas.

Como puede  usted deducir, las cirugías oculares,  el uso de drogas y las transfusiones de sangre pueden dañar su sistema de señales interno  y  afectar, de  esa  manera,  el  más  importante instrumento que el creador le ha dado. No sólo para usted ver desde adentro todo lo que le rodea afuera, sino también, para ver desde afuera como está funcionando todo su sistema interno.

Hemos señalado algunos elementos químicos que interfieren o participan en el proceso de llevar la señal nerviosa al cerebro a través de su interfase que, finalmente, produce la serial en su ojo. Estas señales dependen del estudio general del sistema neurovegetativo. A continuación, veremos algunos impedimentos que interfieren el buen funcionamiento de este Sistema.

Tan pronto se descubren las deficiencias internas a través de este sencillo, pero eficaz análisis externo, se procede a preparar un programa combinado. En el mismo se  incluyen suplementos nutricionales, una dieta y unas terapias adicionales (hidroterapia, barroterapia, ejercicios, fomentos, masajes, baños termales, baños solares, ayunos especiales y muchas otras formas de usar los elementos de la naturaleza como el agua, el sol, el aire, el ejercicio y el descanso, las plantas, los alimentos y algo que es muy importante, absoluta paz mental) para estimular la recuperación de los órganos o sistemas afectados. Estas son las medicinas que se han de usar para rehabilitar el organismo.

Cualquier otro elemento que se salga fuera de esta lista, puede que no sea parte del naturismo. Aun así, debo aclarar que si en alguno de los suplementos a usarse existe alguna sustancia sintética o elemento de origen animal como el calcio (proveniente de la leche (calcium lactate), de huesos (bone meal), de cascarones de ostras (oyster shells), de cascarones de huevos, de corales y de sustancias extraídas como el aceite de  hígado de bacalao  (fish  liver Oil),  el cartílago de tiburón y otros restos de animales), el colágeno, el carocho y las células madre de animales  clasificarse  como  "naturales" para ser  usados  dentro  del más puro concepto de medicina natural bioética y del tratamiento recomendado.                                                                                            

Hay muchos otros componentes que deben descartarse por su origen directo de animales. Se trata de extractos glandulares disecados (raw glandulars) los cuales provienen de órganos y glándulas de animales. La venta de estos productos en las tiendas de salud en envases idénticos y, a veces, de la misma marca de otros productos que se usan en el naturismo trae una gran y grave confusi6n a los consumidores que no saben diferenciar entre uno y otro. Ningún naturólogo debe usar o recomendar estos productos. Nadie se cura realmente si no deja de comer carne de cadáveres y estos productos son residuos de cadáveres disecados, encapsulados o formulados como preparaciones naturales cuando en realidad no lo son.  El que los usa está consumiendo carne cruda.

PRODUCTOS ORGÁNICOS Y NO ORGÁNICOS

Hay una gran confusión en el campo del naturismo con relación a lo que es natural y lo que no lo es. Por ejemplo,  los vegetales cultivados orgánicamente y los vegetales cultivados comercialmente son dos cosas diferentes. También existe una gran diferencia entre lo que es híbrido y lo que es natural u original. La mayor parte de los productos vegetales que obtenemos en el mercado son, en su mayoría, híbridos o injertados y han sido químicamente cultivados.

Los químicos que se usan para abonar las cosechas, así como los plaguicidas y substancias que se usan para  retardar la maduración o acelerarla, para mejorar el color y para acentuar el brillo, son tóxicos dañinos a la salud y la mayoría de ellos causan cáncer y otras enfermedades. Otro problema que tenemos que resolver y aclarar es el de las granos y cereales integrales.

 Hace 15 o 20 años se comenzó  un  proceso de orientación en  cuanto  a  la  necesidad  de  incluir fibras  en  la alimentación general de la población. Para esto se comenzaron a vender en las tiendas de salud los granos y cereales integrales. A estos no se les pule ni se les quita la cascara al procesárseles, al molerse o al cocinarse como alimento.

Para la década de los 80 hubo un gran auge en el consumo de alimentos integrales. Grandes compañías procesadoras comenzaron a usar fibras naturales en sus productos y, hoy día, la mayor parte de los médicos y gastroenterólogos aconsejan a sus clientes el uso de productos integrales y fibras para una mejor salud intestinal. Muchas farmacéuticas fabrican productos a base de fibras para ser añadidos a la dieta común y tomarse como si fuera una medicina que se prescribe a personas con malos hábitos de alimentación que no consumen fibras en cantidades suficientes.

El uso de fibras puede ser una solución temporera al problema intestinal de lentitud del recorrido peristáltico, denominado estreñimiento. Pero muchas fibras pueden ser contraindicadas para un sinnúmero de condiciones que hay que tomar en cuenta cuando se aplica el naturismo. Las fibras de la cascara o el gluten de todo cereal, aunque puedan muy bien acelerar el paso del bolo digestivo, pueden resultar altamente dañinas y tóxicas para ciertas personas. Por lo tanto, no se deben clasificar con los alimentos de salud ni se deben vender en tiendas donde se reclamen productos salutíferos. La mejor fibra es la celulosa natural de las frutas.

ALIMENTOS QUE NO ALIMENTAN

El gluten se saca de la cáscara o de la cubierta exterior de los granos y cereales secos. Esta superficie es una combinación de una proteína de celulosa que no se puede digerir y que se usa como fibra. Este tipo de fibra contiene una gran cantidad de tóxicos entre los que se encuentran los residuos de pesticidas que se usaron en su cultivo. Además, contiene tóxicos naturales que el cuerpo humano, por lo general, detecta y rechaza cuando puede. Estas substancias, entre las que se encuentran la gliadina, el ácido fítico y otros componentes, obligan al intestino a cerrar los cilios de absorción para que estos venenos no entren a la sangre.   Cuando esto ocurre, las cilios, que son las que absorben las nutrientes del complejo B, de las vitaminas y aminoácidos esenciales, se pliegan y se cierran para evitar la absorción de substancias nocivas a la salud. Por consiguiente, se crea un síndrome de mala absorción que se conoce coma "enteropatía ciliar" (Ciliac Disease) que es muy común en personas alérgicas a la toxina "gliadina" que se encuentra en el gluten del trigo del centeno, del maíz y de la cebada y avena.

Cada año nacen más niños con intolerancia a la leche y al gluten de estos cereales. La enfermedad se ha tornado en un mal general que, de una u otra manera. afecta a toda la poblaci6n. En algunas personas consumirlos puede producir deformaciones de la columna vertebral (escoliosis o cifosis), mientras que, a otras,  le produce problemas bronquiales como alergias, dolores de cabeza, migrañas o asma. A muchos les causa ciertos tipos de anemia, mala absorción  de calcio,  inflamaciones  de  las articulaciones  y  otras condiciones patológicas que pocos sospechan que provengan del consumo de estos cereales. Estudios recientes relacionan el consumo de trigo y sus derivados al aumento de deformaciones congénitas a los recién nacidos y problemas de autismo, síndrome Down y daño al orden neural.

Una inmensa mayoría de los casos cardiológicos por padecer arritmias, taquicardias y otras cardiopatías que se tratan con drogas son causados por el trigo cuando se ingiere en cualquiera de sus formas. Inflamaciones del tracto digestivo, gastritis, colitis y muchos otros desórdenes gastrointestinales son, en su mayoría, causadas par el gluten de trigo, centeno, cebada, arroz o maíz.

Como puede usted ver, no podemos bajo ningún concepto, llamar alimento al trigo, ni al maíz, ni a la cebada, ni al centeno. Su uso como "comestible" representa un serio problema de salud para una gran parte de los habitantes del mundo.

Un problema similar al del trigo, la cebada, el maíz y el centeno ocurre con el arroz. Este importante grano ha sufrido la misma intervención genética que los otros cereales y granos mencionados. Para muchas personas, su uso produce casi los mismos problemas y además es un importante factor causal en la mayoría de los desórdenes intestinales modernos que aquejan a la población  mundial.  Desde  estreñimiento,  divertículos,  pólipos, hasta el cáncer,  son causados por el consumo de arroz comercial tanto de grano largo pulido como corto o integral.

La constante experimentación genética con los alimentos ha causado un daño irreparable a los productos alimenticios más importantes de la tierra. Este gran desastre universal es causa directa de la gran ola de "enfermedades incurables" que existen  en el mundo moderno. Cada vez que se interviene una semilla y se altera su genética natural ya sea por hibridaciones o por trasplante de genes, se altera también su capacidad de ser asimilada y convertida en energía positiva en el cuerpo humano. Al ser ingerida, por el hombre o por los animales. estos "alimentos" dejan de alimentar y se convierten en una pesada carga digestiva que Ilana momentáneamente el reclamo natural de hambre, pero que, al ser digeridas, no satisfacen las necesidades básicas de alimento. Su utilización como carbohidratos, proteínas y calorías huecas o vacías no alcanzan a satisfacer las necesidades nutricionales de los sistemas. En cambio, dejan en la sangre una cantidad enorme de residuos y radicales que causan una gran y densa sedimentación.

Muchos de estos 'alimentos' aunque crecen y se dan en plantas vegetales sembradas en la tierra, no pueden ser clasificados como alimentos orgánicos. Su rotación molecular, tanto en el átomo como en sus iones, es inversa a su rotación natural original. 0 sea, que su naturaleza es mayormente parecida al fenómeno de los sintéticos. Los sintéticos son compuestos químicos que se combinan en los laboratorios imitando al compuesto natural u orgánico. En la mayoría de los casos, los compuestos naturales y los sintéticos utilizan o comparten la misma fórmula química para su identificación. Pero hay una pequeña diferencia entre uno y el otro y es que su rota.ci6n molecular es diferente. 0 sea, que si en el natural gira a la derecha, en el sintético gira a la izquierda o viceversa. A este fenómeno se le llama levo rotación si es a la izquierda o dextro rotación si es a la derecha.

Otro termino que se usa para diferenciarlos es el de "imagen en el espejo". En el caso de los naturales, estos representan la figura original mientras que el compuesto sintético es la imagen del espejo. Este es uno de los ejemplos más fáciles de entender. Una imagen reflejada en un espejo es idéntica al original, pero usted no puede "vestir", ni "peinar" a la figura que se refleja en el espejo, porque tiene que hacerlo en el original. Así ocurre con los compuestos  sintéticos.

 Usted no puede depender de los compuestos sintéticos para su alimentación porque eso conlleva una gran pérdida de energía. La imagen no habla ni actúa a menos que el original lo haga. Veamos el siguiente ejemplo. Todo científico va a asegurar que el ácido ascórbico y la vitamina C natural son la misma cosa o que el ácido ascórbico es vitamina C y la vitamina C es ácido ascórbico. Químicamente hablando esto es así, pues no podemos negar que cuando nos paramos frente a un espejo la figura que se refleja es la nuestra. La vida no está en la imagen reflejada sino en el original.

De la misma forma ocurre cuando tratamos dos casos de asma con vitamina C. Si hacemos el experimento con dos niños gemelos que sufren una bronquitis fuerte o padecen de asma y le damos a ambos altas dosis de vitamina C natural a uno y ácido ascórbico  al otro,  notaremos que  el  niño tratado  con vitamina  C natural    mejora   notablemente,    mientras    que   el   niño que  se le suministran altas dosis de ácido ascórbico empeora y posiblemente muestre síntomas de intoxicación como malestar estomacal, diarrea o dolor de cabeza.

Este tipo de experimento nos puede convencer de que ambos compuestos, la vitamina C natural y el ácido ascórbico no son Ia misma cosa aunque compartan la misma fórmula química.

La vitamina C natural se obtiene de las frutas y alimentos naturales que no han sido intervenidos genéticamente o no han sido injertados. La mayoría de las frutas cítricas que son altas en contenido de vitamina C, han sido injertadas o hibridadas. Lo que contienen en realidad es ácido ascórbico. Lo mismo ocurre con otras vitaminas y compuestos  nutritivos cuando se encuentran en frutas hibridas.

La mayor parte de las abejas no gustan del polen de estas flores. Generalmente si tienen mucha necesidad del mismo, escogen ciertos granos, pero dejan la mayoría del polen en las flores hibridas.

Por esta razón, muchas frutas de las estaciones experimentales y de las fincas modernas, tienen que ser polinizadas a mano por el agrónomo o agricultor una por una. Las abejas no gustan del polen altamente hibridado y si lo hacen, están expuestas a morir en la aventura, como desgraciadamente ha ocurrido y se han exterminado miles de enjambres.

El adulterio a la creación le cuesta por tres al hombre en su afán comercial de obtener más dinero por las cosechas. En primer lugar, van creando desbalances orgánicos y ecológicos que casi han exterminado las abejas en las plantaciones comerciales. En segundo lugar, ha convertido los nutrientes de frutas y vegetales en tóxicos de potencial inerte o nocivo a la salud general de plantas, hombres y animales. Y, en tercer lugar, ha dejado a la tierra y a sus habitantes sin alimento puro que restaure y vitalice la salud de hombres y animales.  En fin, es importante señalar que la naturaleza tiene leyes por las cuales se rigen todos esos procesos orgánicos. Cuando estas leyes se alteran, se obvian, se violan o se ignoran las consecuencias no se dejan esperar, pues son la respuesta natural de la causa que produce su efecto. Cuando se desconocen las leyes y se violan principios orgánicos naturales que tienen que ver con cosas tan importantes como lo son la salud de la gente, del ambiente y de las criaturas de la tierra, no podemos esperar otros resultados que no sean desastres y enfermedades. Eso es lo que hemos cosechado como consecuencia de la constante y frecuente violación de los más elementales principios de subsistencia.

Esta situación que afecta al globo terráqueo y a su atmósfera, ha sido directamente producida por la mano del hombre. Este ha sido el instrumento que ha producido el más grave y deteriorante daño a toda la creación. La grave situación por la que pasan los diferentes sectores de la sociedad, es un reflejo directo de la crisis que se crea cuando se transgreden leyes universales de vida y comportamiento.

La ciencia tradicional ha basado sus conclusiones en teorías que se apartan, la mayor parte de las veces, de los más elementales principios de la ley natural. Cuando se depende de la experimentaci6n y se usa el método científico común, los resultados, generalmente, son encaminados hacia propósitos preestablecidos y la intención es planificada para beneficiar a quienes pagan o financian un determinado estudio.

La forma en que se diseña cada estudio o experimento determina las resultados. Es coma el jugador que usa dados "cargados" para ganar a toda costa. "El fin justifica las medias" y "las medios justifican el fin" parece ser el lema del método científico moderno para lograr conclusiones que respondan a las intereses que se quieren beneficiar. Esto no siempre permite que la humanidad reciba el beneficio por la cual la gente paga sus impuestos, sus planes de salud, las medicinas y los tratamientos médicos.

Esa es la razón por la cual, en la medicina moderna, no existe una farmacopea curativa. Ninguna droga química es garantía de curación absoluta. Todas las drogas farmacéuticas son diseñadas para tratar las síntomas, pero no para curar la causa. Son dos cosas diferentes, tratar una condición no es curar la causa. Muchas personas se pasan en tratamientos la mayor parte de su vida sin ver la verdadera curación. En cambio, cada cierto tiempo de tratamiento aparecen nuevas enfermedades que son consecuencia de las drogas y medicamentos que se le aplicaron para tratar los síntomas de las primeros males que aparecieron.

Cuando usted escuche decir que ciertas vitaminas son tóxicas, quien lo dice se refiere a vitaminas sintéticas o extraídas de fuentes animales. Por ejemplo, la vitamina A proveniente del beta-caroteno o vegetales amarillos como la zanahoria, es soluble en agua y par lo tanto, nunca va a resultar tóxica para el sistema. Sin embargo, la vitamina A proveniente del aceite de hígado de bacalao o de pescado resulta tóxica en ciertas cantidades porque no es compatible con las procesos digestivos del cuerpo humane. Esa puede ser dañina a la salud. Lo mismo ocurre con otras vitaminas.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →