Más
Carrito 0

Filosofía del Naturismo

Publicado por Diana Gonzalez en

 

Ser   naturista    es  una  de  las  formas   más  convenientes y prácticas de vivir la vida, libre de las complicaciones  modernas en que nos envuelven las enfermedades. El naturismo es un estilo de vida sano y divertido que nos permite cambiar nuestras expectativas de vida a una dinámica más simple y saludable.  Podemos vivir más plenamente con menos problemas de salud y sin pérdida de energía.

 
La educación que la sociedad le brinda a sus miembros en cuanto a los asuntos de salud está limitada a los conceptos tradicionales que por décadas se han ido forjando y son parte de una estrategia del sistema médico. El fin de estas es controlar programadamente a la humanidad a fin de hacerlos dependientes de una medicina donde las enfermedades son la materia prima de una industria cuyo principal producto son los enfermos.
 
Por esa razón, cuando se pretende legislar para mejorar la salud pública se legisla en términos de más médicos, más medicinas y más facilidades hospitalarias. Esta tendencia, que puede resultar aceptable y normal dentro de cualquier sociedad constituida, no es más que evidencia de que la expectativa del sistema es que habrá más enfermos y más enfermedades.
 
En la Medicina Natural la gente aprende a obedecer las leyes de la salud, así como a observar de forma protectora, las leyes de la naturaleza.  Se enseña a cuidar del ambiente, conservar los bosques y la fauna, a no contaminar las fuentes de agua y a respetar la vida humana, así como la de los animales. Esto les crea un gran sentido de responsabilidad de su salud y una firme convicción de no depender de los gobiernos para que los cuiden o curen cada vez que se enferman.
 
El estilo de vida naturista educa en términos de que nuestro cuerpo es una propiedad que tenemos que tratar como un templo y que tenemos la obligación de cuidarlo y mantenerlo en el mejor estado posible. "No somos nuestros" y se nos responsabiliza como quien alquila una propiedad y puede disfrutarla mientras la cuida y le da el mejor mantenimiento. Con la convicción de que nuestro cuerpo tiene todos los recursos naturales para ser saludable y para curarse de toda enfermedad que se pueda producir si se le da la oportunidad y se le proveen las medios.
 
Para lograr ese estado óptimo de salud que fomente la acción de todos las mecanismos curativos, es necesario conocer las leyes naturales que gobiernan nuestro sistema y poner en armonía nuestro cuerpo con las mismas.
 
Para eso tenemos que estudiar la relación de nuestro cuerpo con la naturaleza y su ambiente. Es necesario que comprendamos la importancia de cuidar de nuestro ambiente interno, así como debemos mantener la higiene de nuestro ambiente externo.
 
La Naturopatía es el vanguardia de las ciencias de la salud. Es la tendencia casi obligatoria que marca el paso de los avances reales de la medicina debido a sus enfoques ambientalistas, alimenticios y naturales. Los conceptos que los naturópatas proclamaron en las setenta, las está confirmando la medicina convencional en este nuevo siglo. Esa diferencia  le da la ventaja a la naturopatía y apuntala sus cuatro principios:
 

  1. El poder curativo de la naturaleza: el cuerpo humano tiene el poder innato para curarse a sí mismo en la misma forma que se enferma, pero a la inversa;
 
  1. No tiene efectos adversos: las terapias y las tratamientos naturopáticos no deben tener efectos secundarios ni reacciones adversas;
 
  1. Se identifica y se trata la causa fuera de los síntomas: cada vez hay más evidencia científica que revela la inutilidad de los tratamientos a base de drogas farmacéuticas que solo logran suprimir las síntomas pero que no pueden curar realmente la enfermedad;
 
  1. El profesional es un maestro que Tomas Edison, dijo: EL medico del futuro no le dará medicinas a sus pacientes, sino que los entrenara en el cuidado del cuerpo humano, en la dieta, la prevención y causas de la enfermedad.
 

DEFINICION   NATURISTA   DE ENFERMEDAD

 Muchas enfermedades surgen como resultado de un esfuerzo que hace la naturaleza por librarse de ciertas reacciones que ocurren cuando se violan sus leyes. Los síntomas que pueden ser identificados y diagnosticados dentro de la patología clínica no son otra cosa que ese esfuerzo del organismo en auto estabilizarse. A ese proceso se le conoce en la Medicina Natural como CRISIS CURATIVA. La crisis curativa es como un aguacero que cae y lava las calles, las plantas polvorientas, los techos de las casas y todo lo que moja. Siempre que llueve, mucha gente sufre trastornos para llegar al trabajo, para hacer ciertas tareas al aire libre, para realizar labores de mantenimiento en las afueras de los edificios, etc., etc. Sin embargo, los beneficios de la lluvia que limpia y refresca el ambiente y trae abundancia del precioso líquido, es solo un impedimenta momentáneo, pero sabemos que el agua es últimamente indispensable. Lo mismo ocurre cada vez que el organismo necesita limpiar y refrescar el ambiente interno o librarse de condiciones que le han afectado por algún tiempo.

 Por ejemplo, cada vez que nos da catarro o gripe es una señal de que hay suficiente polvo, partículas extrañas y mucosidad en las vías respiratorias como para producir una crisis de limpieza. El catarro es la expectoración natural de esa basura. Cada vez que le limpiamos el filtro al equipo acondicionador de aire, le estamos provocando una acción semejante a la de un catarro o limpieza bronquial. Cada crisis presenta síntomas que, por su naturaleza, son identificados con nombres que hoy conocemos como enfermedades.
 

Las enfermedades son identificadas por los síntomas y los síntomas son la demostración de que el cuerpo reconoce la enfermedad y entabla una acci6n de combate a fin de restablecer la salud.   Como hemos señalado, a esa batalla se le llama "crisis

Cuando se aplican los remedios que han de suprimir o curativa combatir la enfermedad y el organismo responde simbi6ticamente se dice en la Medicina Natural que se está en el proceso de " crisis curativa". La filosofía de la medicina moderna es "combatir" las gérmenes, virus, bacterias y micro organismos que invaden el cuerpo humano cuando este se enferma. Para eso se utiliza la guerra biológica de los antibióticos. Cuando se utiliza la acción antibiótica a base de químicos supresores, la naturaleza recibe un ejército de defensas prestadas y entrenadas para combatir cierto y determinado tipo de microorganismos. Estas son defensas externas que se han tornado prestadas para hacerle la guerra al invasor. Se infiltra, en otras palabras, un ejército que también es invasor a fin de combatir la invasión bacteriana o viral con otro tipo de  invasión química biológica.  Por eso a la medicina moderna se le llama invasiva.

 La filosofía de la Medicina Natural ensena que la presencia de esos microorganismos que atacan al cuerpo humano y que se expresan como los síntomas del catarro, para seguir con  nuestro ejemplo, no es otra cosa que la señal de que hay basura orgánica en el sistema. Ese ambiente contaminado es el taco de atracción de elementos bacterianos y virulentos que acuden coma aves de rapiña al área donde hay descomposición celular. Como la  Medicina Natural es una ciencia probiótica, en vez de invasiva, la técnica natural está dirigida a seguir la línea de menor resistencia a la naturaleza.
 
En vez de prestarle defensas químicas, como se hace en la medicina convencional, limpiamos el medioambiente de escombros biol6gicos y desechos celulares, orgánicos y químicos. Así estimulamos el sistema inmunológico a fin de que el propio cuerpo sea quien desarrolle la experiencia y la fortaleza natural para combatir y destruir a las agentes invasores. Esto se hace coma una alternativa al ejército de antibi6ticos que se usa en la medicina moderna.
 
A medida que el organismo se va enfrentando a sus enemigos y las va venciendo, se fortalece porque crea una memoria inmunológica que reconoce al invasor y sensibiliza células del su propio   ejército   protector. De  esta   manera   se   produce   una inmunización natural, como una vacuna que fija la relación que la ciencia ha llamado: antígeno-anticuerpo. La acci6n de limpiar el sistema con miras a que este desarrolle sus propios mecanismos inmunológicos se denomina en la Medicina Natural "acción de desintoxicar". Nuestro organismo rechaza toda toxina o proteína extraña que provenga de otras personas o de animales y las destruye (véase referencia: inmunología de Guyton). También actúa contra ciertos químicos dañinos que lo invaden. En la Medicina Natural se estimulan las procesos mediante los cuales el sistema inmunológico del cuerpo crea y/o fortalece sus mecanismos de defensa para que sea la misma naturaleza la que produzca su propia inmunizaci6n.
 
DESINTOXICACION NATURAL
 
La acción a través de la cual nuestro cuerpo se desintoxica es de tipo espontaneo. Constantemente nuestra economía corporal metaboliza y elimina las sustancias de  desecho que lo intoxican. Cada siete días y cada siete años ocurre un proceso de limpieza en nuestro sistema que responde a un período de descanso orgánico cuyo fin es librar al cuerpo de sustancias que lo han invadido.
 
Las estadísticas demuestran que las edades en que más incidencia hay de cáncer, son aquellas cuyos números son múltiples de siete. Es decir, que  es en  las etapas de descanso y desintoxicación cuando el cuerpo humane hace su  esfuerzo  de purif icación y cuando más incidencia hay de cáncer. Si se obedecen las leyes de la salud, los mecanismos inmunológicos se encargan de depurar cada sistema en una acción coordinada de tipo excretora. Si no respondemos a las leyes naturales del cuerpo, entonces todos esos desechos orgánicos se acumulan y forman masas, tumores y lesiones orgánicas cuya aparici6n y forma dependen de las circunstancias particulares de cada caso y que las distinguen. Pero, para todos hay un denominador común, que es la presencia de los elementos t6xicos que el cuerpo necesita expeler para su salud.
 
Un ingrediente importante que se necesita para llevar a cabo el proceso de limpieza orgánica es una alimentación natural y sencilla que no recargue los 6rganos de excreci6n ni las funciones vitales de depuración. A esta hay que anadir1e una buena dosis diaria de agua pura, jugos de frutas enzimáticas (manzana. papaya, pina), ejercicio adecuado, paz mental y fe en Dios. Dado este conjunto de ingredientes son parte del método señalado y de las alternativas a la intoxicación del cuerpo humano. Cuando vivimos en armonía con las leyes naturales, nuestro cuerpo se mantiene sano y fuerte.
 
Cuando   rompemos armonía  de  ese  sistema  de  leyes, inicialmente perdemos energía. El día que comenzamos a perder energía, ese es nuestro primer día de enfermedad. Para evitar caer en esa dinámica negativa que nos conduce a la enfermedad, es importante que comencemos a planificar nuestro próximo día de descanso, justo al día siguiente de haber descansado.
 
A medida que avancemos en este interesante estudio, descubriremos muchas de las leyes que gobiernan nuestra salud y nos daremos cuenta de que al igual que muchos de los complejos aparatos electr6nicos que se adquieren para el hogar, nuestro cuerpo necesita de un manual de instrucciones para mantenerse operando sin sufrir daño.
 
Debido a que el  cuerpo humano es la más compleja maquinaria que se conoce, podemos decir que nacemos, crecemos y nos hacemos viejos sin saber en realidad coma es que opera nuestro cuerpo; ni tan siquiera conocemos durante toda esa vida, cuáles son las leyes básicas que rigen para sostener la vida saludablemente sin hacernos daño. Por lo tanto, es importante saber que Dios se preocupa por ese asunto y nos deja la información básica al respecto. ¿Por qué no la conocemos?
 
Aparentemente, hemos sido timados por el sistema y hemos caído en nuestra propia trampa. Es uno de esos enigmas de la vida que nadie puede explicar coma se fue urdiendo hasta generalizarse en una práctica común en la que todos hemos contribuido para fraguar nuestro propio engaño. Es como un laberinto con una sola salida muy difícil de encontrar. A medida que la tecnología médica fue avanzando, la gente se fue olvidando de los remedios caseros y de la medicina natural que se practicaba coma parte de la tradición familiar. El sistema se fue complicando en el uso de fuertes antibióticos y drogas con efectos secundarios que solo podían ser dispensadas por receta médica. El boticario que usualmente recetaba y vendía los remedios  y medicinas de pueblo, pasó a ser un farmacéutico a quien la responsabilidad legal lo fue arrinconando hasta  convertirlo en un expendedor  de drogas  sin capacidad para recetar  ni intervenir en actividad curativa alguna. Aun el medico perdió el control de sus artes  y   se  convirtió  en  un  técnico  cuyas  funciones   han  sido hábilmente controladas por los propagandistas médicos de las grandes empresas farmacéuticas que fueron tomando el control de las escuelas de medicina y de todos los profesionales de la salud.
 
Poco a poco el sistema se convirtió en una enorme empresa comercial con unos brazos muy poderosos y unos tentáculos que se fueron alargando interminablemente hasta arropar todas las esferas del campo de la salud y de la sociedad.
 
La industria de la salud es la primera y más grande industria comercial en el mundo. De acuerdo a un informe congresional, (DHHS Pub.No.PHS-91-50212) el costo per cápita del cuidado de la salud ascendi6 de $76.00 en el año 1950, a $552.00 en el 1976. El cuidado de la salud ha subido tan drásticamente que para 1992 el costo bruto nacional ascendió a 800 billones. Hoy nadie sabe, a ciencia cierta, a cuanto ha subido pues de día en día sube tan alarmantemente, que cuando salen las estadísticas, ya están obsoletas y los números han cambiado.
 
Por  razón  de  esta  industria  de  la  salud  y  lo  que  hemos aprendido o dejado de aprender sobre las leyes naturales es que hoy día  se  condena  la 'crisis curativa'  coma la enfermedad.                                                                                        

En otras palabras, hoy día el esfuerzo del cuerpo de curarse y reestablecer el
armonía natural se entiende coma el síntoma que hay que atacar. Para atacarlo se le ofrecen al cuerpo toda una serie de ejércitos anti­ bióticos  que,  en  muchos  casos  va  en contra  de  la  naturaleza  y complica nuestra condición en vez de resolverla.

En la Medicina Natural la idea es, en primer lugar, ayudar al cuerpo a ayudarse y a limpiar la materia tóxica que causa la enfermedad. Por eso es que desde la Medicina Natural la 'crisis curativa' es parte del proceso de sanación en vez de ser la enfermedad que se combate. A eso viene a asistirnos los procesos de desintoxicaci6n del cuerpo que, a la larga, lo fortalecen porque este posee la capacidad de una memoria inmunológica.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →