La Andropausia

Por: Dr. Norman González Chacón 

La andropausia es la etapa en el varón análoga a la menopausia en las mujeres. A medida que avanza en  años, el hombre va perdiendo la capacidad de producir testosterona y en la medida que esto ocurre, su potencia sexual y su función eréctil disminuyen paulatinamente. Las causas de esta decadencia son motivo de discrepancia en la comunidad científica, que no se pone de acuerdo en los verdaderos fundamentos del problema. Debido a que la testosterona química, puede ocasionar daños irreparables en proporción a las dosis que se usen, tampoco existen garantías de que su aplicación pueda ser práctica y efectiva para la mayoría de los hombres.

Como toda hormona o sustancia orgánica necesaria para el organismo, la testosterona natural para los que la necesitan, así como la insulina para los diabéticos, es indispensable para mantener funciones físicas y emocionales de vital importancia. Es de conocimiento general, que la falta de hormonas en la mujer produce daños emocionales y físicos que fluctúan desde depresiones severas, cansancio, agotamiento físico, falta de interés en el sexo, pérdida de hueso, aumento de peso, dificultad para descansar adecuadamente y caída de cabello, entre otras. En el varón estas mismas tendencias son sumamente devastadoras y pueden afectar aspectos emocionales y físicos con manifestaciones que pueden perjudicar la productividad física, mental y sexual natural de los hombres. Las causas son varias y cuando coinciden, la disfunción eréctil y las frustraciones que estas causan se amplifican los problemas señalados. La razón principal por la que se afecta la química hormonal de hombres y mujeres es la saturación de estrógenos provenientes de la alimentación con productos de origen animal como el pollo, carnes, leche, huevos y otros derivados de estos. La contaminación ambiental y el agua clorinada crean, los peligrosos trihalometanos junto a las grasas saturadas que acumulan grandes cantidades de estrógenos en los tejidos adiposos, especialmente en el hígado. Otra causa natural para la dominancia de estrógenos es la edad. Se sabe que, al pasar los años, la fuerza vital sexual disminuye. En la mujer, la función ovárica disminuye y por ende la liberación de óvulos. En los hombres, disminuye la producción de espermatozoides. Este declive, que se produce entre los 60 y 70 años es cada vez más frecuente en las edades desde los 35 y 50 años , lo que es más alarmante a medida que baja la edad promedio en que se manifiesta esta condición. Estudios realizados en los Estados Unidos, por el Dr. John R. Lee y sus asociados, indican que la crema corporal de progesterona ayuda grandemente a neutralizar los efectos nocivos de los estrógenos. La progesterona, es la hormona de la procreación, de la juventud y de la lozanía de la piel, de los órganos y sistemas.

Mientras que los estrógenos son responsables de la resequedad de la piel, la progesterona embellece, lubrica y rejuvenece el sistema reproductivo en hombres y mujeres al neutralizar los estrógenos. Por tal razón, se recomienda a los varones utilizar la progesterona por algún tiempo en lo que se realiza el efecto neutralizador de los estrógenos acumulados para luego añadir el uso de la crema de testosterona natural.

Los estudios científicos revelan que tanto en el hombre, como en la mujer la progesterona neutraliza el incremento estrogénico. De esta manera ejerce un efecto protector disminuyendo la posibilidad de crecimiento de células o tejidos cancerosos. Por otro lado, la testosterona estimula las funciones sexuales, vitaliza los músculos, fortalece el tejido óseo y ayuda a los procesos de rejuvenecimiento de los diferentes tejidos del cuerpo.

Leave a comment

All comments are moderated before being published