Más
Carrito 0

La Industria de La Salud y La Religión

Publicado por Diana Gonzalez en

La mayor parte de las enfermedades que nos afectan hoy día están relacionadas a nuestro estilo de vida y alimentación. Las costosas drogas que se usan para controlar estas condiciones y las cirugías que se realizan para ayudar a alargar la vida de los afectados, son remedios a corto plazo que encarecen los servicios de salud y el presupuesto general. Por ejemplo, según dates ofrecidos por el Departamento de Salud y Recurses Humanos de los Estados Unidos ( DHHS Pub.No.PHS-91-50212), las enfermedades de las arterias coronarias afectan aproximadamente a 7 millones de americanos y causan cerca de 1.5 millones de ataques al corazón y 500,000 muertes por año. Se hacen unas 300,000 operaciones de "bypass" a un costo promedio de $30,000.00 cada una para un total de 9 billones en gastos. Dado el caso que estos tratamientos logran prevenir la muerte prematura en pocos pacientes, todo ese gasto es casi perdido en su totalidad.

Debido a que las enfermedades del corazón y de las arterias son resultantes de la dieta y el estilo de vida, es más importante que se oriente a la gente en cuanto a cómo mejorar sus hábitos de vida que esperar a que sea la enfermedad la que decida el futuro de ellos. Una pobre alimentación con alto consumo de grasas, uso de tabaco, alcohol, falta de ejercicio adecuado y de descanso son los ingredientes detonantes de la crisis que tarde o temprano estallara. El costo será alto para todos. Cada ciudadano que no se cuida le eleva los costos a los que si tienen cuidado de su salud.

Como toda empresa comercial tiene que generar ingresos para sostenerse, es muy peligroso llegar a ciertas instituciones clínicas con un buen plan hospitalario en mementos en que las finanzas de la institución estén bajas y haya camas desocupadas. Usted puede ser víctima de una intervención innecesaria que le puede costar doblemente cara.

Esta práctica se ha generalizado y mucha gente ha sufrido operaciones y tratamientos de radiación y quimioterapia, amputaciones y hasta hospitalizaciones de toda índole sin realmente necesitarlos. Esto sucede simplemente porque el médico, el hospital o ambos necesitaban urgentemente del dinero que se le factura a los planes de salud o que pueda pagar la persona. Todo ello bajo la justificación de alguna dolencia o molestia que no merecía gran importancia pero que los llevó allí.

 Miles de operaciones quirúrgicas tales coma apendectomías, colecistomias, colostomías, mastectomías, histerectomías y cesáreas se podrían economizar si no tuviéramos el incentive de las planes o seguros de enfermedad . Este beneficio que le permite a la gente recibir servicios de salud sin tener que pagar por ellos, también le facilita a los proveedores excederse en sus funciones para poder cobrar exageradamente al plan determinado. Es que la programaci6n mental de la sociedad hacia la sociedad misma es altamente cruel y radical. Esto no lo hacen con la intención de hacer daño o defraudar, pero en la dinámica social en que se desenvuelven ciertos profesionales de la salud, se da el fenómeno que describe como la cosa más natural del mundo. Al no conocer de ninguna otra alternativa, la gente no tiene otro remedio que aceptar lo que el sistema le impone y la forma en la que el sistema se autorregula así mismo.

 Toda el mundo  pretende curarse con una medicina que no cura. Las drogas farmacológicas modernas tienen sus indicaciones y sus contraindicaciones adjuntas a su empaque. Si usted lee las indicaciones de la mayoría de los productos farmacéuticos modernos podrá comprobar que ninguno garantiza que cure alguna enfermedad. Al contrario, muchas drogas tienen indicaciones de que pueden reproducir el mismo mal que se pretende curar. Esto ocurre en contra de los más lógicos razonamientos. A nadie se le ocurre pensar si existen otras alternativas para resolver el más grave problema del ser humano que es el de su salud.

 Por eso, el naturismo es una gran alternativa, que, en ciertos casos, puede ser mucho más efectiva y beneficiosa que un plan de seguro médico. Es que se puede considerar algo así como un seguro de salud de carácter celestial o posiblemente la (mica garantía de estar saludable que se puede realmente obtener.

El naturismo pone la responsabilidad de la salud en las manos de la gente y nos ensena a cuidar de ese importante aspecto de nuestra vida. El derecho a escoger una forma o estilo de vida sano es una vía alterna para librarnos de muchos de los males que afectan a la gente. Es una manera de llevar a cabo los procesos curativos, regenerativos y preventivos del cuerpo humano independientemente de si tenemos o no tenemos una cubierta que nos asegure los servicios de salud. Ese conocimiento es la diferencia que nos da la libertad de programar nuestra vida y la de nuestros hijos en la forma más conveniente.

 El naturismo como estilo de vida es una salvaguarda tanto preventiva como correctiva. Su estudio y aplicaci6n practica encamina e instruye a la familia en las disciplinas necesarias para una mejor salud. incluye hábitos alimenticios, ejercicio, descanso, higiene física y mental, protección y conservación del ambiente, recursos naturales, economía, agricultura y religión natural.

 El término "religión natural" debe ser entendido a la luz del hecho de que el ser humano tiene la tendencia natural de adorar, reverenciar o respetar a Dios en la forma y manera en que su idea o concepto de Dios se materialice en su mente. Usted puede ser de cualquier religi6n o creencia y aun así puede ser un buen naturista. De la misma manera, usted puede ser un buen naturista y ser un buen religioso. No importa a la religión que pertenezca siempre y cuando su afiliación no le obligue a practicar algún tipo de ritual o a ingerir alguna cosa que vaya en contra de su salud. No obstante, la Medicina Natural puede ayudarle a minimizar los efectos secundarios de cualquier sustancia nociva, del mismo modo que lo hace cuando la persona se somete a tratamientos tóxicos de drogas químicas o sufre el impacto negativo de la adicción a drogas.

Como no se ha legislado para proteger los derechos de los naturistas, ni existen leyes que autoricen a los naturólogos, ni a los natur6patas a ejercer libremente la práctica de la naturopatía o del naturismo, se le niega a la gente la oportunidad de escoger entre un tratamiento químico-tóxico y uno natural. Sin embargo, la tendencia a buscar  alternativas  naturales es  evidente  en el auge  que  ha tornado el naturismo y las tiendas de productos naturales en todas partes del mundo.

Sin embargo, no todo lo que brilla es oro y la realidad nos obliga a aclarar que no todo lo que se vende en las tiendas de productos naturales es natural y mucho menos 'saludable'. Como en todas partes, la cizaña esta mezclada con el trigo y esta no es una excepción. Hay que ser muy cuidadoso al comprar productos 'naturales' y se debe leer detalladamente el contenido y el uso para el cual se disen6 determinado producto. Hay diferentes enfoques en cuanto a la salud, la natural inclusive, aun en donde se supone que se oriente correctamente. Esto ocurre porque el derecho a la libre empresa le permite a la gente mercadear casi todo tipo de productos sin que, necesariamente, sirva para lo que se reclama y se vende.

Hay muchos productos comerciales y salen al mercado todos los días formulas supuestamente naturales que reclaman curar desde cáncer hasta la impotencia, desde el SIDA hasta las enfermedades circulatorias. Muchas personas caen en este tipo de fraude y anualmente se gastan millones de dólares en esta industria cuyo principal producto no es una determinada "medicina" sino la extrema publicidad que se hace. Estos esfuerzos publicitarios, posiblemente, no tienen el valor que se le adjudica a determinado producto. Una gran parte de estas fórmulas se hacen conocidas, comienzan a aparecer en las tiendas de salud o "health food stores" y la gente acude a buscarlas con la esperanza de alivio.

En su mayoría, los dueños y empleados de los "health food stores" no están preparados ni educados en el concepto naturista puro y, por lo tanto, muchos no están capacitados para recomendar el producto adecuado para cada caso. Si usted interesa una evaluación precisa y responsable debe consultar un naturólogo de reconocida reputación.

En este campo también hay cizaña o paja mezclada con el trigo. Algunos naturópatas no son naturólogos y utilizan productos derivados de animales y vitaminas sintéticas. Además, le recomiendan comer carne, pescado, leche y huevos a sus clientes.

Esto es contrario a los más elementales principios del naturismo. No sabemos la razón por la cual ocurre este fenómeno, pero se ve muy a menudo. Al administrarle los remedios naturales indicados, el enfermo mejorara en proporción al cambio efectuado y a consecuencia de los productos que comenzó a usar, pero es muy difícil que cure totalmente bajo esas circunstancias.

La buena práctica de la Medicina Natural no es recetar productos naturales para determinada causa o síntoma. La buena práctica de la Medicina Natural es curar a la gente usando los remedios de la naturaleza y a la vez ensenarles a no volver a enfermarse mediante la obediencia a las leyes de la salud y un cambio positivo en sus estilos de vida. Si no se le cambian los hábitos alimentarios y se le eliminan los productos derivados de animales, no puede curarse por completo. Por esa razón, un buen naturólogo o naturópata es aquel que educa en los mejores hábitos alimenticios y estilos de vida.

Si usted quiere obtener resultados óptimos y rápidos en el proceso de recuperación, no puede depender de tomar tal o cual producto. Los procesos curativos naturales requieren de cambios positivos en el estilo de vida y muy en particular de aquellos hábitos que le llevaron a enfermarse. Un programa a medias le producirá resultados a medias y no le permitirá disfrutar de la noble y maravillosa efectividad de la naturaleza cuando se le permite obrar y se le dan los materiales y las herramientas necesarias. Si a esto se le añade una actitud mental positiva y una buena dosis de fe, los resultados pueden ser excelentes.

 No hay la menor duda de que lo que enferma a la gente es lo que respiran, lo que beben y lo que comen. Estos tres factores son determinantes en el estado de salud de la mayoría de la gente. A estos factores se añaden otros que en menor grado también contribuyen, como lo son la actitud mental de la persona en relación a sus familiares y compañeros de trabajo, su autoestima y su confianza en Dios. Su alimento espiritual o intelectual es todo aquello que la persona ve en el cine o en la televisión, lo que oye por la radio,  lo que  lee,  lo que  percibe en sus  meditaciones,  en  las reuniones a  las  que asiste y lo que habla o conversa con otras personas. Mas adelante estudiaremos el funcionamiento de nuestro cuerpo desde la perspectiva de los tres grandes sistemas integrados y entenderemos mejor este asunto de la alimentación de los sistemas en sus diferentes fases.

Está comprobado  que la influencia de la televisión y del cine en el carácter formativo de la sociedad es determinante. De igual forma, fue la lectura y la radio en años pasados, cuando no existan medias visuales. Muchas películas y novelas, programas de misterio y de violencia crean un ambiente negativo para los mejores intereses de  la salud.  Las intrigas  novelescas  causan angustias  mentales  y crean un clima adverso para la recuperación de un paciente enfermo. El clima positivo de algunos temas religiosos o el sentido de culpa que impregnan muchos cultos cristianos son factores determinantes en la salud de la gente. Hay congregaciones cuyo clima es enfermizo porque sus pastores crean un ambiente negativo muy desfavorable para la salud. Otros, sin embargo, transmiten una influencia positiva que fomenta el progreso en todas las áreas. Esto es así, tanto en la fase física, como en la espiritual y hasta en lo material.

Ocurre también otro factor adverso y muy peligroso para la salud de mucha gente que vive una efervescencia fugaz y temporera de falsa curación a raíz de un estímulo colectivo en un culto religioso. Esta emoci6n temporal le hace a la persona sentirse curado bajo el estímulo de las sustancias neuro-hormonales que segrega el cuerpo humano y que crean una sensaci6n de placer y bienestar temporero que suprime todo dolor y cansancio por algún tiempo. La persona cree estar curada porque el estímulo la inhibió temporeramente de los síntomas, pero a medida que la emoci6n va desapareciendo, los síntomas van reapareciendo. Este tipo de experiencia es adversa a la salud espiritual del paciente y crea dudas profundas en su mente, lo que les hace flaquear en la fe. En la mayoría de los casos, estas personas no se atreven a exteriorizar su frustración par temor a ofender a Dios, al ministro o a sus hermanos en la fe que fueron 'testigos' de su experiencia espiritual.  Se confunden al pensar que estuvieron 'curados' por un tiempo y no entienden lo que ha ocurrido que ha hecho que la enfermedad reaparezca

Un culto religioso, educativo y reflexivo donde se destaque el poder activo de la fe, encausada a reforzar la convicción de un cambio positivo en el estilo de vida, puede ayudar mucho a que la gente adquiera fuerzas para llevar a cabo la restauraci6n de su salud. Todo ello mediante la aplicaci6n practica de las leyes naturales y divinas combinadas con el ejercicio sano de la fe genuina y restauradora dentro de una perspectiva correcta que obre para la sanidad del cuerpo y del alma. No podemos olvidar que Jesucristo cuando curaba, exhortaba al beneficiado a irse en paz y a no volver a pecar para evitar  un mal peor.  Por lo tanto,  se recomendaba  un cambio radical en el estilo de vida del enfermo curado.

Hemos observado que la conducta general de las congregaciones que adoptan una alimentación sana es diferente y su espíritu misionero es más activo tanto en su comunicaci6n coma en su testimonio. Este tipo de cristiano le da menos problemas a sus pastores, ya que su salud física y su estado emocional y espiritual son mejores.

El naturismo no es incompatible con la religión. Es más, resulta beneficioso para la salud espiritual del ser humano. Lo que sí es incompatible con el naturismo el cualquier tipo de alimentación llamada curación con drogas comerciales. Estas no solo pueden utilizados sin el mayor pudo, sino que tienen una serie de efectos secundarios que resultan dañinos al ser humano. Lejos de ser una industria o estar directamente asociado al de la salud, el naturismo es un estilo de vida cuyas implicaciones van desde los hábitos de alimentación hasta la relación que tenemos con el media ambiente y la gente que nos rodea. Claro, el naturismo mismo ha estado afectado  por la falta de escrúpulos de algunos que no siguen  las leyes naturales y que fomentan una alimentación que está lejos de lo que dice la Medicina Natural. Por eso, es necesario educarnos en el naturismo puro y saber identificar cuales prácticas y productos le pertenecen y cuáles no.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →