La Pituitaria

Por: Dr. Norman González Chacón

Uno de los grandes problemas que los adelantos científicos crean   en el sistema hormonal son, como hemos señalado anteriormente, la ingestión de estrógenos químicos en la dieta. No se puede cuantificar la gran cantidad de problemas endocrinos, reproductivos y hormonales que afectan a la población mundial, pero en particular a la occidental, justamente donde el adelanto científico es mayor. Por esa razón, es que se relacionan estos desajustes hormonales a los cambios sociales y científicos de la pituitaria.

Ese pequeño órgano situado en la base central de nuestro cerebro recibe un impacto de doble efecto y su origen responde a dos diferentes intervenciones químicas externas. Se trata de la glándula pituitaria, cuya función juega un papel importantísimo en el crecimiento, desarrollo, metabolismo y reproducción del ser humano. Ahí se produce la prolactina y una gran variedad de hormonas de gran significado orgánico como: la corticotropina (ACTH), que estimula las glándulas adrenales para producir cortisol; la tirotropina (TSH), que a su vez da señal a la tiroides para producir hormonas tiroideas; la hormona luteinizante (LH) y la hormona estimuladora del folículo (FSH), que regulan las funciones ovulatorias en las mujeres y la producción de testosterona y esperma en los hombres.

Tan escondida está la pituitaria en el cerebro que es de muy difícil acceso para fines de operaciones quirúrgicas y otras intervenciones mecánicas o accidentales. Sin embargo, los desajustes estrogénicos y las anestesias dentales tienen acceso fácil a través de la circulación y una red de nervios que se encuentran justamente debajo de los ojos y por encima de la glándula. Al igual que ocurre con la próstata en los varones, un agrandamiento de esta glándula en las edades críticas de los 40 a los 50 años, puede crear trastornos visuales comunes según se va envejeciendo.

En estudios realizados en miles de autopsias se descubrió que de un 25 % a un 30 % de la población americana, tiene pequeños tumores en la pituitaria. Un 40 % de esos tumores (pequeños prolactinomas) aumentan la producción de prolactina y trastornan muchas de las funciones hormonales y sexuales.

En las mujeres, altos niveles de prolactina frecuentemente causan problemas de infertilidad y cambios en la menstruación. De igual manera, en ciertas mujeres se altera el equilibrio de las hormonas. provocando pérdida de la libido (interés sexual) y dolor en las relaciones sexuales causada por la resequedad en la vagina: cambios en el estado de ánimo y de personalidad los cuales tienen su origen en muchas ocasiones en disfunciones de la pituitaria. Entre los hombres, el síntoma más común causado por los prolactinomas, es la impotencia.

Debido a que los hombres no tienen indicadores visibles como la menstruación que fije el ciclo, los varones retardan visita al médico y hasta que no alguna disfunción grave, no reconocen su condición, ni acuden en busca de hasta que empeora y se afecta la vista, la presión arterial o caen en impotencia sexual.

La secreción de prolactina es suprimida por el químico del dopamina. Cualquier droga que la dopamina, bloquee su efecto o las reservas de dopamina en el cerebro puede causar que la pituitaria segregue prolactina. Estas drogas se incluyen en los más comunes tranquilizantes trifluoperazine (Stelazine), (Haldol) y metoclopramida (Reglan) se usa para tratar el reflujo gastroesofágico, y las náuseas causadas por ciertas drogas anti-cáncer.

Menos comunes, son las alpha methvldopa y reserpina, usados para controlar la hipertensión. Estas afectan, aunque en menor grado, la función de la pituitaria.

Las anestesias dentales, los estrógenos de la alimentación moderna a base de derivados animales y productos lácteos, los detergentes químicos, los inhaladores antihistamínicos. los broncodilatadores, los desodorantes comerciales y otros químicos que simulan la acción de los estrógenos, afectan la función de la pituitaria. Las intervenciones dentales que más afectan las extracciones de cordales, las cirugías de la raíz del nervio, las ortodoncias maxilares laterales y las extracciones que requieren altas dosis de anestesia.

LAS HORMONAS QUE PRODUCE LA GLANDULA PITUITARIA CONTROLAN MUCHAS OTRAS GLÁNDULAS DEL CUERPO:

Prolactina: Hormona que hace que las mamas de una mujer produzcan leche durante y después del parto.

Hormona Adrenocorticotrópica (ACTH): Hormona que nace de las glándulas suprarrenales elaboren una hormona que se llama cortisol. El cortisol ayuda a controlar el uso del azúcar, las proteínas y las grasas del cuerpo y ayuda al cuerpo a balancearse durante períodos de tensión.

Hormona del Crecimiento (HGH): Hormona que ayuda a controlar el crecimiento del cuerpo y el uso del azúcar y la grasa del cuerpo. La hormona del crecimiento también se llama somatotropina.

Hormona Estimulante de la Tiroides (TSH): Hormona que hace que la glándula tiroides elaboren otras hormonas que controlan el crecimiento, la temperatura del cuerpo y la frecuencia cardiaca. La hormona estimulante de la tiroides también se llama tirotropina.

Hormona Luteinizante (LH) y Hormona Folículo Estimulante (FSH): Hormonas que controlan el ciclo menstrual en las mujeres y la elaboración de espermatozoides en los hombres.

Leave a comment

All comments are moderated before being published