Más
Carrito 0

Los Tres Sistemas Y El Enfoque Holístico De La Medicina Natural

Publicado por Diana Gonzalez en

 

El estudio de la fisiología y fisiopatología humana, desde la perspectiva naturista, es diferente al que se acostumbra en las escuelas de ciencia convencionales. Dado el caso que la filosofía naturista científica reconoce el organismo humano y lo analiza coma un todo, al estudiar su funcionamiento orgánico, no puede soslayar la integración biológica de todos los órganos y sistemas en uno.

A diferencia de las ciencias convencionales que estudian los órganos y sistemas por separado, en la medicina natural, se analizan las funciones de acuerdo a los tres sistemas y como cada sistema utiliza sus órganos como instrumentos de funcionamiento integrado. La práctica medica convencional de segmentar el cuerpo humano y estudiar la función de cada sistema órgano por órgano es un gran error que ha tenido coma consecuencia la aparición de las especialidades. La especialización no sería problema si se considerara la función orgánica integrada, pero la realidad es otra.

Las especialidades en el campo de la medicina son, en parte, la razón del gran fracaso de la ciencia moderna para curar enfermedades. Cuando se separan los órganos para estudiar su funcionamiento individual, se pierde la más importante de las capacidades del cuerpo humano que es la capacidad de compensación que tienen los órganos y sistemas y su poder de producir homeostasis en condiciones adversas. No es tratando el síntoma como se cura la enfermedad. Señalamos anteriormente que el síntoma es la señal de que algo anda mal. Si localizamos la causa y la tratamos, la desaparición del síntoma será la señal de que la causa ha desaparecido.

De acuerdo al estudio que se hace del cuerpo humano en la Medicina Natural, los tres grandes sistemas son:

El sistema digestivo

El sistema circulatorio

El sistema nervioso

En estos tres sistemas la Medicina Natural agrupa todos las órganos internos y sus funciones individuales y colectivas. Desde esta perspectiva este es un estudio que nos ayuda a comprender de forma clara y precisa las funciones individuales e integradas de órganos y sistemas.

Es conveniente aclarar que, aunque esta es una aplicación diferente a la que realiza la medicina convencional alópata, todo el conocimiento que se aplica en nuestro estudio es compatible con los más adelantados conceptos que se vierten en los textos modernos de biología, fisiología y fisiopatología del cuerpo humano que se publican para las escuelas convencionales de salud y medicina. Estos conceptos que, en su mayoría, son estudios responsablemente realizados, no son del todo descartados por la Medicina Natural. Al contrario, cuanto más conocimiento tenga el estudiante de estas ciencias, mayor será el grado de comprensión, entendimiento y de respeto que mostrara y desarrollara a medida que se vaya adentrando y comprendiendo el estudio de los tres sistemas desde la perspectiva natural.

La organización natural de las sistemas es sorprendentemente lógica e inteligente. Hay una relación común en los tres sistemas. Cada uno de las sistemas tiene su orificio de entrada y su orificio de salida. Cada uno de ellos cuenta con órganos centrales laterales y poseen su red de eliminación. Por lo tanto, podemos pensar por un momento que son sistemas individuales. No obstante, cuando vemos sus funciones en la economía general integrada, nos percatamos que tienen la capacidad de operar los unos para los otros integradamente a la vez que de compensarse mutuamente cuando las circunstancias lo requieren o lo obligan. Por ejemplo, en las casas donde por accidentes o cirugías se ha tenido que extirpar un órgano, los otros órganos y sistemas hacen sus ajustes pertinentes para compensar la ausencia del órgano afectado. También ocurre el fenómeno de compensación cuando alguno de los órganos de uno de los sistemas se enferma.

Cada uno de los sistemas posee órganos que son indispensables e insustituibles. Esos son los órganos principales de cada sistema. Definitivamente el cuerpo humano no puede sobrevivir sin ellos. En el sistema digestivo es el estómago, en el circulatorio es el corazón y en el nervioso es el tercer ventrículo cerebral.

Sistema Digestivo

El orificio de entrada es la boca

El orificio de salida es el ano

El conducto de entrada es el esófago

El órgano central es el estómago

Los órganos laterales son hígado y páncreas

La cavidad orgánica es el abdomen

La red general es el sistema quilífero

La red de eliminación es el intestino

La forma de materia asimilables son los sólidos y líquidos

La sublimación o conclusión es transformar  los alimentos en linfa y plasma sanguíneo.

Sistema Circulatorio

a.

b.

c.

El orificio de entrada es la nariz

El orificio de salida es la uretra

El conducto de entrada es la tráquea

 

d.

El órgano central es el corazón

 

 

e.

Los órganos laterales son los pulmones

 

 

f.

La cavidad orgánica es el tórax

 

 

g.

La red general son arterias y venas

 

 

h.

La red de eliminación lo es el aparato urinario

 

 

i.

J.

La forma de materia asimilable es el aire

La conclusión o sublimación es transformar el

 

Plasma sanguíneo en fluido neúrico

Sistema Nervioso

Los orificios de entrada del sistema nervios son ojos y oídos

El orificio de salida es el aparato sexual interno

El conducto de entrada son el nervio óptico y el auditivo

El órgano central es el tercer ventrículo cerebral

Los órganos laterales son los dos hemisferios cerebrales

La cavidad orgánica lo es el cráneo

La red general son los nervios y músculos

La red de eliminación es el sistema sexual interno

La forma de materia asimilable es luz y sonido

La conclusión o sublimación de sus f unciones es transformar el fluido neúrico en electricidad magnética y pensamiento.

En este estudio separaremos las tres grandes sistemas para fines de comprender sus funciones por separado y luego los integraremos para observar su funcionamiento. De momento, no consideraremos el daño que le hacen a los sistemas las cirugías extirpatorias, las drogas químicas, los traumas o accidentes, la falta de descanso, la exposición a agentes químicos, abrasivos, quemaduras, agentes químicos inorgánicos y otras circunstancias que puedan afectar la función de órganos y sistemas.

Los sistemas deben estudiarse en el orden en que aportan y realizan su labor en la economía. Sistema digestivo, sistema circulatorio y sistema nervioso. Nótese que el sistema digestivo asimila el alimento sólido o líquido y los transforma en linfa y plasma sanguíneo. El sistema circulatorio toma la linfa y el plasma y lo convierte en fluido neúrico. El sistema nervioso toma el fluido neúrico y lo transforma en energía eléctrica, magnetismo y en energía y actividad sensorial.

El consumo de alimentos da inicio a la acción secuencial de órganos y sistemas dando lugar a la homeostasis y balance metabólico general. Cuando analizamos la importancia del funcionamiento adecuado de los tres sistemas, es que comenzamos a percatarnos del grave daño que se le hace al cuerpo humano cuando en vez de reparar el daño orgánico de un órgano enfermo procedemos a extirparlo quirúrgicamente.

Cuando falta el apéndice, las amígdalas, el bazo, la vesícula, la matriz, los ovarios o la próstata, los sistemas se desbalancean y el organismo sufre serias sobrecargas en las áreas afectadas y en sus contrapartes orgánicas. Es cierto que el cuerpo humano sobrevive a la falta de alguno de estos componentes, pero la compensación requiere de grandes ajustes que, en cierto modo, incapacitan o reducen la calidad de vida del afectado.

La capacidad de tolerancia y compensación de los sistemas se pone a prueba cada vez que un órgano falta o se enferma debido a que otros órganos tienen que tomar su lugar y llevar a cabo las funciones. Por ejemplo, un caso muy común es el de la extirpación de la vesícula biliar. Este órgano es parte del sistema digestivo y su función principal es ayudar al hígado a controlar la bilis de acuerdo al tipo de grasa a alimentos ingeridos. La vesícula biliar ayuda para que el hígado haga su función de metabolizar las toxinas y las grasas de una forma más eficiente. Cuando falta, las grasas pasan integras al hígado y de este a las arterias debido a que la transformación de los alimentos en plasma sanguíneo va a ocurrir sin las modificaciones biliares vitales para evitar que ciertas grasas saturadas no obstruyan el sistema circulatorio. Por lo tanto, la ausencia de vesícula biliar, que es parte del sistema digestivo, se va a reflejar en forma adversa en el funcionamiento del sistema circulatorio.

Además de grasas insolubles, llegaran al sistema circulatorio sin modificar, toxinas y proteínas de gran tamaño que emulcificarán la sangre y se unirán a moléculas de grasa, de calcio y de radicales libres que obstruyen las arterias, sobrecargan la función de los riñones, elevan la presión arterial y sobrecargan el corazón.

Como la medicina moderna no reconoce la función de los sistemas, porque estudia los órganos por separado, la mayoría de los cirujanos que extirpan la vesícula biliar le dicen a sus pacientes, posterior a la operación, que ya pueden comer toda la grasa que deseen por que la vesícula no se va a oponer. De esta manera, la falta de un órgano vital puede desajustar el sistema al que pertenece con gran deterioro y daño a los otros sistemas. Una persona sin vesícula es un candidato a problemas circulatorios graves si no hace ajustes de inmediato en su alimentación. Los problemas circulatorios afectan tanto las piernas como el cerebro y los medicamentos usados convencionalmente para bajar la presión, evitar la coagulación de las plaquetas de la sangre y evitar infartos o derrames, tienen efectos secundarios sobre los otros sistemas.

Cuando la grasa y los sedimentos proteínicos invaden la sangre porque no pueden  ser procesados adecuadamente en el sistema digestivo, la transformación del plasma sanguíneo en fluido neúrico se ve afectado en sus funciones vitales y da a lugar enfermedades del cerebro, afecciones de la vista, del aparato sexual interno y del sistema nervioso central. Todo esto ocurre sin que la medicina moderna se percate del daño que hace la falta de un órgano tan simple aparentemente como la vesícula.

Como la falta de la vesícula biliar no provoca la muerte instantánea de la gente, el sistema convencional de salubridad no alerta ni previene a las víctimas de las cirugías extirpatorias ni les advierte que después de la operación, deben ser más cuidadosos que antes con la ingestión de grasas. Al contrario, las recomendaciones van dirigidas a que ahora, sin vesícula, puede comer de todo sin preocupación porque la vesícula no existe, por lo tanto, no se va a contraer y no va a dar dolor, ni le dará aviso al sistema que sobrepasó los límites del riesgo y que hay peligro de daño a los otros órganos y sistemas.

De esta manera, se crea un protocolo educativo falso y engañoso que en poco tiempo comenzara a dar señales de enfermedad en otros órganos. Pero la incompetencia educativa de la medicina moderna le hará creer a la gente que las nuevas enfermedades que van surgiendo no tienen que ver nada con estos tratamientos y que son genéticas, casuales o inevitables.

Hemos señalado sólo algunos, quizás los más comunes, de los daños que le hace al sistema la falta de la vesícula biliar. Existen, por lo menos, unos diez o doce riesgos adicionales que se pueden añadir a la falta de la vesícula biliar.

Si se hubiera adoptado una alimentación sana y natural antes de operar la vesícula, no sólo se hubiera evitado la cirugía con todos sus riesgos, sino que también se hubieran evitado los otros daños como consecuencia de la falta de la vesícula. El tratamiento natural para una vesícula enferma es el mismo que se debe aplicar después de una cirugía extirpadora para evitar los problemas señalados. En ambos casos, se trata de una dieta donde la eliminación de grasas, de condimentos fuertes, de mariscos y de granos secos es un gran paso de prevención.

Si hay piedras grandes que no pueden salir por el ducto biliar, la persona puede vivir toda una vida con ellas en la vesícula sin que produzcan dolor. Mientras no se consuman los productos mencionados o grasa saturada, la vesícula no se contrae ni causa dolor. En cambio, si las piedras son pequeñas y pueden bajar por el ducto biliar, el tratamiento para eliminarlas es sencillo y con el tiempo, la vesícula las elimina y se regenera.

Para ello, se debe hacer el cambio y las modificaciones señaladas a la alimentación. Además, se estimula la eliminación de piedras manteniendo el intestino limpio ya que el ducto biliar por donde las piedras descienden conecta al intestino delgado. Si se mantiene una higiene constante evitando el estreñimiento, la succión que provoca el paso acelerado de las materias fecales a través del intestino, provocaran la dilatación del ducto y la eliminación de las piedras que puedan pasar por el mismo. La eliminación del estreñimiento y el movimiento peristáltico compulsivo se puede provocar utilizando el té de sen o senna y de boldo diariamente por espacio de varios meses hasta que se sientan las piedras bajar o se compruebe, mediante sonogramas o rayos X, que se eliminaron.

Otra alternativa muy sencilla y eficaz es la lavativa o enema de café a diario. El uso de la enema de café provoca una succión mayor que la que normalmente produce el vaciado natural y la expulsión de las piedras se logra en menos tiempo. Se puede hacer una enema de café diaria en la mañana después de ingerir una cucharada de aceite de oliva y un vaso pequeño de jugo de pina para romper el ayuno. La pina en el estómago vacío provoca la contracción de la vesícula y el aceite de oliva lubrica el paso para que las piedras puedan descender sin problema.  Esta práctica se puede repetir por tiempo indefinido con mucho beneficio para todos los sistemas y sin que se produzcan efectos secundarios nocivos. Todo lo contrario, los efectos secundarios que se pueden obtener de esta práctica son todos positivos, deseables, saludables y de alta dosis preventiva.

La mayor parte o casi todos los órganos que la  medicina moderna extirpa quirúrgicamente, son órganos apéndices de alguno de los sistemas y,  por consiguiente, aparentan no ser necesarios para continuar una vida normal. Por tal razón, la gente continua viviendo sin vesícula, sin apéndice, sin amígdalas,  sin tiroides, sin próstata, sin matriz y sin ovarios. No obstante, la falta de uno o varios de estos órganos en los sistemas provoca grandes movimientos de compensación en los sistemas y en particular, en el cerebro, que pueden cambiar el rumbo y destino de todos los que sean victimizados.

Por ejemplo, la falta de las amígdalas que son filtros vigilantes de bacterias en la garganta, causaran ajustes y cambios en el movimiento defensivo del sistema inmunológico y de los riñones. La persona que haya sufrido la extirpación quirúrgica de las amígdalas debe cuidar constantemente sus vías urinarias y vigilar el funcionamiento adecuada del corazón y de los pulmones que estarán expuestas a infecciones recurrentes.

En el caso de las histerectomías donde se remueven quirúrgicamente la matriz y los ovarios, las víctimas de este tipo de ocupación sufren serios y grandes trastornos de su sistema nervioso y del cerebro. Si observamos la gráfica de los sistemas, podemos identificar que el órgano central de este sistema es el tercer ventrículo cerebral y los órganos laterales son los dos hemisferios cerebrales. Por tal razón, la mujer que sufre la extirpación de uno o todos sus órganos reproductivos, al poco tiempo de la cirugía, comenzara a mostrar cambios en su carácter, depresiones emocionales, pérdida de memoria, de vista y de audición. Además, perdida de hueso, trastornos endocrinos, dificultad para descansar, falta de energía, dolores musculares mayormente en cuello y espalda y muchos otros síntomas en los otros sistemas que estarán resentidos durante el tiempo que la naturaleza tarde en compensar o estabilizar parcialmente el problema que le crea a los otros sistemas por la falta de sus órganos excretorios.

Cada uno de estos problemas señalados y otros que no discutiremos por ser menores, se manifiestan de diferentes formas y circunstancias por la falta de uno o algunos de estos órganos. Por ellos la persona sufre un sinnúmero de problemas orgánicos y emocionales que requerirán de otros tratamientos y medicamentos. La razón principal es que la energía nerviosa no tiene forma de salir y provoca grandes trastornos del sistema nervioso que afectan los otros sistemas. Los ajustes orgánicos que la naturaleza debe hacer para producir la compensación son altamente complicados y toman tiempo y mucha energía. Algunas mujeres nunca logran compensar ni balancear sus sistemas. Por lo general, el problema endocrino comienza desde el hipotálamo a la glándula pituitaria del cerebro, se extiende a la tiroides y de ahí comienzan los problemas de metabolismo.

En mucho casos, los primeros síntomas de este síndrome son la retención de líquido en el sistema circulatorio, la falta de peristalsis o estreñimiento en el digestivo y los cambios bruscos de temperamento en el sistema nervioso central. A veces se siente depresión severa y de pronto se produce ansiedad o ataques de pánico, seguidos por episodios de insomnio intermitente, agotamiento y descontrol de las emociones. El médico lo achacara a la menopausia y le recetara medicación al respecto. De inmediato puede sentirse un leve alivio que durará unos días y luego la situación regresara agravada.

El tratamiento natural para este tipo de problemas debe administrarse antes de la cirugía extirpatoria para evitar la mutilación del sistema nervioso central. Cuando una mujer comienza a tener problemas en su sistema reproductivo es señal de que existen descontroles hormonales que deben ser detectados y corregidos. En la mayoría de los casos la formación de quistes endometriales, en los ovarios o cervicales es el indicio de altos niveles de estrógeno y perdida o falta de la hormona progesterona. La progesterona compite desfavorablemente    con   los   estrógenos    porque   la   presencia dominante de estos impide la producción normal de otras hormonas y el buen funcionamiento del sistema reproductivo. Los estrógenos exógenos provenientes del ambiente y de la alimentación moderna dominan los órganos y estimulan el crecimiento de quistes y tumores. Los estrógenos exógenos son responsables, junto a la alimentación antinatural, del incremento de cáncer de matriz, de ovarios y de senos en las mujeres y de la próstata y de los testículos en los hombres. Además, los altos niveles de estrógeno se acumulan en el tejido graso y forman densas capas de grasa en las regiones glúteas, en los abdominales y en los  senos. Esto puede ocurrir tanto en mujeres coma en hombres. Podemos señalar que la presencia de grasa abdominal es relativa a problemas estrogénicos y, por consiguiente, a trastornos del metabolismo de las grasas y de  la circulación.

Los problemas de depresión y trastornos del sistema nervioso central no son exclusivos del sexo femenino. Cuando se le extirpa la próstata o los testículos a un varón, la respuesta depresiva del sistema nervioso es generalmente mayor que en las mujeres. De inmediato y, progresivamente, se va a notar el incremento de problemas de sueño, irritabilidad del carácter, depresiones severas, falta de arrojo y entusiasmo por la vida y par nuevos proyectos y empresas. Esta tendencia emocional ha llevado a muchos hombres al suicidio y muchos otros a cáncer por tristeza y depresión.

Si atacamos el problema en su inicio, justo antes de que sea necesaria una intervención quirúrgica podemos  incrementar  la calidad de vida y la estabilidad emocional restableciendo el buen funcionamiento de todos los órganos y sistemas.

El buen funcionamiento del sistema nervioso central depende del buen funcionamiento de los otros sistemas y del propio sistema nervioso que debe tener sus entradas y salidas funcionando eficientemente en toda edad. Antes que la próstata de señales de agotamiento o inflamación, hay que cuidar los otros sistemas. Por tal razón, la suplementación adecuada de alimentos nutritivos de asimilación simple, acompañados de minerales como el  calcio,  el zinc, amino ácidos como l-lisina, 1-arginina (Argiplex) y una buena dosis diaria de progesterona natural para neutralizar los estrógenos y de testosterona natural para incrementar la respuesta sexual, tonificar nervios y músculos y aumentar las funciones del aparato sexual interno, es altamente recomendable para prevenir daño a esos sistemas y órganos.

La suplementación de los sistemas es cada vez más importante dado el caso que los hombres comienzan a perder potencia sexual desde los 28 años y esta pérdida se incrementa fuertemente entre los 35 y los 50. Unos de los indicadores naturales que avisa de inmediato que ya existe pérdida de potencia sexual es la perdida de visión y audición, el crecimiento del abdomen y el aumento de peso.

No existen dos cases iguales, pero hay elementos que son comunes para la mayoría y dentro de esa diversidad de factores estamos tomando los más comunes y frecuentes. No obstante, los factores alimentarios en todos los casos son decisivos para un buen funcionamiento orgánico.

La eliminación total de todo tipo de carnes, leche, huevos y sus derivados es imprescindible para detener la entrada y acumulación de sustancias estrogénicas. Algunas personas recurren al uso de mariscos para compensar la costumbre de comer carne en la dieta. Esta práctica no siempre es exitosa porque la mayoría de los mariscos que se consumen hoy día provienen de acuíferos donde se crían para consumo humano y el principal elemento para acelerar el crecimiento en el estrógeno. Por tal razón, muchas personas que recurren a este tipo de alimentación que supuestamente tiene cualidades afrodisiacas, no ven resultados rápidos y efectivos en su tratamiento para estabilizar una próstata hipertrofiada o mejorar la disfunción eréctil. La alimentación ideal para este tipo de problemas es sencilla pero poderosa en efecto: frutas y vegetales con un énfasis mayor en el consumo de tubérculos.

Lo interesante de todo este asunto es que cuando se adopta un régimen alimentario como el que recomendamos, todos los órganos y sistemas se benefician por igual.  El sistema digestivo comienza un proceso de regeneración celular en el que cada órgano  restaura y limpia los residuos tóxicos que se han acumulado por años. La digestión, a nivel  de  estómago,  hígado  y  páncreas  mejorara  en eficiencia y en capacidad impartiendo vida a todos sus órganos asociados.

Cuando el sistema digestivo funciona en su máxima capacidad de eficiencia, el sistema circulatorio recibe el beneficio de substancias antioxidantes y de aceites naturales que limpian la red de arterias y venas y remueven de la sangre la peligrosa sedimentación que se deposita en las paredes arterias. Esta sedimentación dificulta el libre flujo de sangre al cerebro,  a los órganos reproductivos y a todos los demás sistemas. Cuando el intestino le llega sangre limpia y pura, los órganos digestivos se restauraran rápidamente en sus funciones vitales y el sistema nervioso devuelve el beneficio cuando el cerebro detecta los cambios efectuados en los otros sistemas. Este proceso se denomina 'homeostasis' y es la suma del buen funcionamiento de los sistemas en conjunto que produce el balance orgánico por excelencia.

No todos los órganos pueden ser extirpados quirúrgicamente. Existen funciones específicas de determinados órganos que no pueden  ser  compensadas  por  otros  órganos  ni  sistemas. Las f unciones particulares de cada sistema deben ser efectuadas por ese sistema y no pueden haber sustituciones. En el sistema digestivo se pueden extirpar el apéndice, la vesícula biliar, tres cuartas partes del estómago y secciones del intestino. En el sistema circulatorio se puede extirpar un riñón, un pulmón y la vejiga urinaria pero la calidad de vida y su funcionamiento se ven seriamente afectados.

El sistema nervioso es el más que sufre  extirpaciones quirúrgicas. La medicina moderna se ha dedicado a mutilar el sistema reproductivo de las mujeres y por esa razón existen millones de mujeres en el mundo que han perdido sus órganos reproductivos. Ante esta realidad, no es de extrañar que un 75% de los pacientes psiquiátricos que reciben tratamiento por depresión severa sean mujeres. Estas cifras nos dan una idea del problema social que se crea   como   consecuencia   de   la  practica   medica  de   'resolver' problemas mediante cirugías extirpatorias. La mayoría de los médicos que realizan estas operaciones no  tienen una idea del problema que le crean a la familia y a la sociedad cuando descartan otros posibles tratamientos y le imponen a sus clientes la cirugía como única opción. Las víctimas de esta catástrofe universal dejaran de ser clientes consecuentes del obstetra para comenzar a visitar el psiquiatra.

El daño mental y físico de la mutilación del sistema reproductivo afecta primeramente las relaciones de pareja, luego el impacto es a toda la familia y finalmente a la sociedad. Podemos decir que la magnitud del problema, las cirugías de matriz y ovarios pueden ser catalogadas como una epidemia catastrófica. Por lo general, cuando se extirpan los ovarios, el primer órgano que comienza a afectarse visiblemente es la glándula pituitaria. Al no recibir las señales hormonales de los ovarios, le imprime órdenes más enérgicas a la tiroides. Al no obtenerse respuesta, la tiroides se agranda para producir un volumen mayor de hormona tiroidea para estimular la acción ovárica. En esta etapa de compensación, la persona sufre de cambios metabólicos y hormonales. Sudoración excesiva, aumento de peso corporal, engrosamiento del cuello y cambios bruscos de carácter, irritabilidad, cansancio, insomnio intermitente, resequedad de la piel y otros.

En estas etapas, muchas mujeres preocupadas por tantas molestias acuden al médico quien ordena un análisis de las hormonas tiroides. Al detectarse los cambios químicos existentes y comprobarse el mal funcionamiento de la tiroides este prescribe medicación al respecto. 'Sintroid' es la más común de las hormonas tiroides y, por lo general, es la que se prescribe inicialmente. Por algún tiempo la 'Sintroid' aparenta resolver el problema, pero siguen surgiendo achaques nuevos que aparecen y desaparecen intermitentemente. Los mismos síntomas que acompañaron el trastorno de la tiroides intercambian roles protagónicos de forma alternada pero consecuentemente. Después de un tiempo la tiroides vuelve a agrandarse y esta vez los síntomas son diferentes: dolores musculares y de espalda y adormecimiento de las extremidades.

La compensación sistémica desata una serie de reacciones orgánicas dirigidas a compensar la falta de ovarios y de matriz. La naturaleza realiza un esfuerzo supremo para remediar la ausencia de los órganos extirpados y la pituitaria, que es la glándula directora de la orquesta hormonal y le solicita ayuda a los otros dos sistemas. El digestivo presta los servicios del hígado. Este deja pasar cantidades altas de colesterol para formar estrógenos que estimulan los ovarios a ovular. El esfuerzo del sistema digestivo (en este caso el hígado) por cooperar y ayudar a resolver el problema eleva los niveles de colesterol y densifica la sangre circulante causando adormecimiento de las extremidades y calambres circulatorios. La linfa espesa y pegajosa deja residuos grasos en las arterias y venas del sistema circulatorio que se ve afectado en todos sus órganos por el colesterol circulante. Si este problema no es atendido con progesterona, los resultados llevaran la carga al corazón elevando la presión arterial inicialmente.

Algunas mujeres en estas etapas sufren tantos trastornos nerviosos como achaques físicos hemos mencionado.  Los trastornos nerviosos que mencionamos anteriormente se pueden agravar y desencadenar ataques de pánico o depresiones severas con episodios de ansiedad y gran irritabilidad. Aquí es donde toda la familia sufre el impacto emocional del sufrimiento de su esposa y madre. La acumulación de estrógenos, al no haber matriz ni ovarios causa serios trastornar del metabolismo. La acumulación de grasa y residuos de calcio en el tejido mamario permite que se formen quistes en los senos, inflamación y cambios en la densidad del tejido. Los años que pasan en lo que se van detectando todos estos problemas, sumado a los medicamentos que se administran durante esas etapas, van creando acumulaciones quísticas que pueden convertirse en cáncer con el tiempo.

La solución a estos problemas es de carácter personal. Las víctimas del sistema tienen que hacer ajustes en su estilo de vida y de alimentación. Pueden comenzar eliminando de su dieta los productos estrogénicos coma leche, huevos, pollo, carnes y sus derivados. Al detenerse la entrada de los estrógenos exógenos se obliga al organismo a consumir la grasa y los estrógenos encógenos acumulados en el tejido graso. Debido a que el colesterol es precursor de las hormonas sexuales, es conveniente revisar el colesterol y si aparece alto, implementar un programa de medicamentos y progesterona natural para reducirlos a niveles normales.

Dos o tres aplicaciones de progesterona por día en el área de la tiroides, del ombligo y de los senos estará protegiendo suficiente como para detener el crecimiento peligroso de tejido mamario, reducir las acumulaciones de grasa y estimular un proceso de rejuvenecimiento general y que restaure las funciones hormonales en desbalance y produzca una homeostasis general. Debido a que los altos niveles estrogénicos no permiten un buen aprovechamiento de calcio, se debe acompañar el uso de la progesterona con calcio de buena calidad, silica y los amino ácidos L-Arginina, L-Lisina y L­ Carnitina. El cambio en la suplementación y en la dieta estimulara un proceso de desintoxicación que debe acompañarse con dos cápsulas al día de Detoxiplex. Se usa una capsula en la mañana y otra en la tarde. También se pueden utilizar las plantas medicinales que tienen propiedades desintoxicantes como el  diente de león, el boldo, el llantén y la raíz de maguey.

Los cambios hormonales en mujeres cuyos ovarios comienzan a declinar o son extirpados son evidentes. El órgano que primero se resiente es la glándula tiroides debido a que la señal de los ovarios se hace débil o no llega. La tiroides comienza a aumentar de tamaño para enviar una señal de alerta de más intensidad a los ovarios. Este crecimiento de la tiroides es interpretado como una enfermedad de la tiroides que requiere cirugía de inmediato. Las personas afectadas con este problema necesitan altas dosis de progesterona natural acompañados de yodo marina (kelp) y L-Tirosina, que es el amino ácido que estimula la formación de la hormona hipofisaria, de tiroxina y de calcitonina, altamente necesarios por un buen funcionamiento hormonal.

En casos muy particulares, es conveniente retirar de la dieta otros productos que pueden retrasar y obstruir el proceso curativo. En estos casos se deben eliminar los productos de soya, los granos secos y las semillas por su contenido de sustancias goitrogénicas y estrogénicos que pueden afectar el buen funcionamiento de la tiroides. Otra precaución que se debe es la de separar los alimentos por su química natural. Las raíces y tubérculos que crecen debajo de la tierra no deben consumirse en una misma comida con los aéreos y frutas que crecen arriban de la tierra. Esta es una importante precaución que, al observarla, se notara un gran incremento en la energía general del sistema que repercutirá tanto en la rapidez con la que el sistema se recupere como en el estado anímico del paciente.

El cambio en la alimentación es un factor clave. lmportantes centros de estudio e investigación en todo el mundo están publicando sus observaciones en el campo de la nutrición vegetariana y rápidamente se produce la acumulación de información que da fe de la eficacia de los cambios alimentarios y su relación con diferentes enfermedades.

La alimentación a base de frutas y vegetales ha sido la base del tratamiento que muchos enfermos de los riñones han optado para evitarse diálisis. La escuela de Medicina de John Hopkins en Maryland hizo un estudio de este tipo de dieta con paciente renales en etapas II y Ill que ya estaban siendo acondicionados para diálisis. El resultado fue excelente. Ninguno de los pacientes que hizo la dieta requirió de diálisis.

Lo mismo aplica a personas con enfermedades del hígado como cirrosis, hepatitis y otras que se sabe terminan tempranamente con la vida del paciente. Al adoptar la dieta natural simple o monodieta se pueden observar rápidamente los cambios que se operan en el sistema y la recuperación casi inmediata de las condiciones existentes.

La monodieta es un tipo de ayuno que le permite al paciente ayunar comiendo. Es excelente para personas que por alguna razón no pueden sostenerse ayunando con agua. Existen tres tubérculos que por sus características químicas son simples y fáciles de digerir y pueden ser usados durante el proceso que dure la recuperación del Paciente no importa el  tiempo  que  tarde este en volver a su normalidad.

Algunos enfermos que se acostumbraron a la monodieta continuaron permanentemente en ella por anos, aun habiendo curado de sus enfermedades. Estos han tenido excelentes resultados y durante todo el tiempo que se han mantenido en este ayuno mononutricional se han sentido muy bien y sus laboratorios químicos han dado testimonio de ello.

Algunos de estos eran pacientes de cáncer terminal para las cuales no había esperanza. Otros estaban en espera de trasplantes de hígado, otros de riñón, algunos ya se habían despedido de sus familiares porque estaban desahuciados por la medicina moderna. La mayoría de ellos aún viven para la fecha que escribo esta información, veinte y treinta años después de recuperación.

El estudio de las tres sistemas orgánicos de nuestro cuerpo nos ayuda a entender los beneficios de una alimentación sana y sencilla. Con muy pocas excepciones, el ayuno es la mejor y más eficiente medicina y la monodieta permite recibir los beneficios del ayuno sin la torturante hambre que se sufre y sin la preocupación que la crea a las familiares del paciente saber que no está ingiriendo comida.

El trauma de comer es uno de los convencionalismos más equivocados de la sociedad moderna y la han obtenido de la escuela de los médicos que han creado la idea de que tan pronto un paciente comienza a comer es la señal de que está recuperando.

Esto no es así en la mayoría de los casos. Un gran por ciento de las autopsias realizadas a los restos de personas que padecían enfermedades revelan que justo antes de morir habían ingerido comidas suculentas. Estos hallazgos que, para la ciencia moderna son parte de la naturaleza humana y lo celebran como la última cena del enfermo, es una serial clara de lo equivocada que vive la gente con respecto al alimento que ingieren y de la gran tarea educativa que requiere cambiar esas mentalidades creadas por el monstruo científico.

¿Cuántos casos usted conoce de enfermos que han pedido comer su comida favorita y luego de haberlas ingerido han cerrado sus ojos para siempre? Pues la familia piensa que quiso antes de morir y a nadie se le ocurre pensar que murió por haber comido.

La mejor medicina para todo enfermo es el ayuno y hay muchas formas de ayunar por lo que debemos escoger el más adecuado para cada caso en particular. Tanto el tipo de ayuno como su duración deben ser cuidadosamente seleccionados de acuerdo a las necesidades del paciente y las condiciones en que  este se encuentre.

Hay que tomar en cuenta el estado del hígado y de los riñones para determinar el tipo de ayuno. Por ejemplo, una paciente intoxicada con medicamentos prescritos por largo tiempo necesita ayunar con dosis constantes de agua destilada para diluir y procesar los residuos químicos a través de los riñones sin que estos sufran el impacto químico y sin que haya deshidratación general y perdida excesiva de minerales y potasio.

El ayuno con agua es un buen depurador, pero requiere vigilancia constante y otras ayudas externos como el sauna o baño de vapor, baño de tina en sumersión, fricciones con toallas tibias o frías y masajes con aceites esenciales o plantas medicinales. Otras ayudas internas que se pueden incluir son la lavativa (enema) de café, de plantas medicinales, de electrolitos con nutrientes, de calcio diluido o de agua destilada pura. Ninguna persona debe intentar ayunos sin la ayuda y supervisión de un profesional de la salud entrenado debidamente para este tipo de medicina. Durante el ayuno pueden surgir diferentes tipos de situaciones que sólo el terapeuta profesional puede ayudar a estabilizar cuando ocurre una crisis inesperada.

La expulsión de químicos acumulados durante mucho tiempo puede  causar  que  la  persona  pierda  el sentido y  se desmaye.

Pueden ocurrir bajones súbitos de los niveles de azúcar en sangre y muchas otras situaciones inesperadas que requieran atención especializada y medidas correctivas de emergencia. Por tal razón, la persona que se inicie en el ayuno debe probar por tres días si tiene la capacidad física y orgánica de extenderlo por más tiempo. No obstante, hay que ejercer vigilancia constante de parte del personal que acompañe el paciente pues pueden surgir situaciones inesperadas en cualquier momento.

Los diferentes tipos de ayuno son alternativas para los distintos casos que se puedan encontrar. Uno de los más sencillos y sin peligros de grandes complicaciones lo es el ayuno de tubérculos. Este tipo de ayuno monodietético puede ser aplicado a casi todo caso con gran efectividad y sin mayores consecuencias de vigilancia porque las crisis no son tan graves coma para que haya vigilancia constante. Además, la persona acostumbrada a comer mucho y que no tiene hábitos de ayuno, puede hacerlo sin mayores sufrimientos.

La ventaja del ayuno monodietético es que se puede prolongar por días, semanas, meses o años de acuerdo a las necesidades y al estado del enfermo y el tipo de enfermedad. Un cáncer no se cura con un ayuno de treinta días, pero se puede curar con una dieta de ayuno en un ano o menos. Por lo tanto, esta puede ser la vía primaria para depurar los organismos sin pasar par los periodos críticos de hambre que desaniman a la mayoría de las que ayunan.

El ayuno monodietético contiene todos los nutrientes que el organismo necesita para funcionar normalmente y excluye toda sustancia que pueda obstruir los filtros y retroalimentar de toxinas las sistemas.

Un repaso al estudio de las tres sistemas de acuerdo a la gráfica de nuestra contratapa, nos recuerda que el sistema digestivo provee la materia asimilable a los otros sistemas. Por ello establece un orden de prioridades que sugieren las pautas a seguir en el proceso de limpieza y regeneración. Este es el sistema primario de asimilación y su principal labor es de proveer materiales asimilables a los otros sistemas.  Por tal razón, el alimento que se consume es tan importante para toda la economía biológica del cuerpo humano. La calidad y la pureza del alimento que se ingiere determina la calidad de vida, el funcionamiento adecuado de todos los 6rganos y sistemas y el espan de vida que se crea y que determina si todos han de funcionar adecuadamente por los años de vida que resten.

Podemos estudiar todas las funciones del sistema digestivo en los libros de fisiología y fisiopatología para conocer todo lo que la ciencia ha podido descubrir al respecto. Pero lo único que nos ayudara a comprender correctamente la relación del alimento y estado de salud es el estudio naturista de los tres sistemas. "Somos lo que comemos y nos sentimos de acuerdo a lo que ingerimos". Se come para vivir, pero no se debe vivir para comer".

La calidad del alimento determina nuestra calidad de vida. Cuanto más sencillo el alimento mayor aprovechamiento harán los sistemas de cada nutriente. La química nutricional responde a patrones extremadamente sencillos y fáciles de comprender. En cuanto más sencilla la dieta, en cuanto menos mezclas se hagan en una misma comida, en cuanto menos condimentos, grasas y proteínas se incluyan en un mismo alimento, tanto mayor será la asimilación de nutriente y las reacciones positivas de digestión, absorción y conversión a energía.

Los antiguos naturistas descubrieron que todos los vegetales y frutas que crecen sobre la tierra son de naturaleza más ácida que los que crecen bajo la tierra. Las pruebas de laboratorios confirman lo que ya sabían nuestros antepasados y que sugiere que no se debe mezclar lo de abajo con lo de arriba en una misma comida ya que cada uno de estos grupos representa una química diferente.

Las observaciones de los antiguos naturistas dan fe de la gran diferencia digestiva que existe entre un grupo y el otro y la reacción que se produce cuando se mezclan. Consumir tubérculos como papa, zanahoria, remolacha, ajo y cebolla en cantidades normales o relativamente moderadas permite observar un incremento energético de inmediato. Si existen problemas digestivos como acidez, reflujo o irritación gástrica, no se deben incluir el ajo y la cebolla hasta tanto se hayan superado estas condiciones. En cuanto a frutas, la piña, papaya y la manzana son las únicas que pueden combinarse con los tubérculos y la piña en particular.

Papa, zanahoria, remolacha, papaya y manzana, en ese mismo orden, por cantidades pueden ser proporcionales a una alimentación saludable, nutritiva y que puede, para los fines terapéuticos que señalamos, ser considerada como un ayuno permanente y duradero que incrementa la energía general de los sistemas, acelera los procesos de limpieza y desintoxicación y promueve la regeneración celular de las áreas afectadas por enfermedades.

A este tipo de nutrición monodietética que llamamos ayuno sustentado puede añadírsele levadura de cerveza y calcio para incrementar la absorción de nutrientes y readiestrar el sistema digestivo lastimado por la alimentación inadecuada y común, para que asimile los nutrientes necesarios del alimento ingerido. Con una cucharada de levadura de cerveza liquida por ración y dos de calcio en el desayuno o su equivalente de 1000 miligramos en capsulas de Cal-Plex se completa lo que podemos llamar una nutrición compacta y de alto rendimiento energético. Este ayuno sustentado puede prolongarse indefinidamente sin que la persona incurra en deficiencias alimentarias o nutricionales.

Después de practicar este tipo de alimentación por varios meses, se notaran cambios sorprendentes en el estado de salud, en el estado de ánimo, en la apariencia física y en los sistemas digestivo, circulatorio y nervioso del individuo. Estos cambios positives se deben a que el ayuno sustentado le permite al organismo operar con el mínimo de gastos y máximo rendimiento. El ahorro energético se traduce en beneficio orgánico como reparación de tejidos, incremento inmunológico, desintoxicación general y aumento del metabolismo y del catabolismo de sustancias tóxicas y su virtual eliminación.

Como todo ayuno, puede resultar monótono y lleno de tentaciones en un principio. El olor y la presencia de la comida tradicional pueden doblegar el ánimo del más firme y decidido.  Para evitar este tipo de fallas la persona que necesita curarse debe aislarse de la mesa donde comen los demás que no ayunan. Si ingiere sus alimentos y se satisface antes de que se sirva la comida del resto de la familia es mejor.

El deseo fuerte de comer otros alimentos cesara tan pronto se inicie la desintoxicación y no tendrá ningún problema en sentarse a la mesa con el resto de la familia o de los amigos porque su organismo estará fortalecido y rechazara toda grasa o sustancias que hayan causado daño en algún momento. La comida común le causara rechazo y repulsión mientras que su ración le resultara sabrosa y nutritiva.

Para que no se canse del ayuno sustentado y de la mononutrición indicada, usted o la persona que le prepara el alimento deben tomar algunas clases de cómo preparar los alimentos de forma sabrosa y nutritiva pues no se trata de tirar en una olla tres papas a hervir con una zanahoria para luego ponerlas en un plato. Esa es una forma irresponsable y criminal de tratar a un ser humano enfermo que desea curarse.

La preparación del alimento de un enfermo en medicina natural es totalmente diferente a lo que se acostumbra  en la medicina convencional y se practica en todos los hospitales del mundo. La preparación del alimento en el ayuno sustentado es la clave para que el enfermo sane tanto de su dolencia física como de su trauma mental. Decimos 11trauma mental" porque la enfermedad, el dolor y la degeneración orgánica de cualquier parte del cuerpo crea grandes traumas en el cerebro y cuando este da la serial de recuperación los órganos y sistemas no tienen la capacidad para hacerlo. La lucha del cerebro para crear mecanismos curativos es tronchada por los hábitos alimentarios, el estilo de vida y el estado mental del afectado.

Por tal razón, la combinación y preparación sabrosa de los alimentos cumple una parte vital en el estímulo de los sentidos que han de cooperar para despertar todos los mecanismos curativos disponibles. Esta preparación debe superar en calidad y gusto todas las experiencias gustativas del enfermo que necesita tomar su ayuno con deseo, alegría y buen estado de ánimo.

ASUNTOS DE ENERGIA

Los antiguos naturistas o naturópatas establecieron el origen de los problemas orgánicos en base a la energía de las sistemas. La frase conocida par los profesionales de este campo esta tan clara que todos la podemos hacerla nuestra: "El primer día que usted nota que comienza a perder energía, ese es su primer día de enfermedad" .

Tan pronto comienza el sistema digestivo a tener problemas en los procesos de digestión y asimilación, comienza a sentirse una pérdida de energía gradual. Algunos no la sienten porque el estrés sube la secreción de adrenalina y por algún tiempo se ocultan los síntomas. El estrés puede actuar como una droga enmascarando los síntomas de problemas orgánicos o sistémicos. Lo mismo puede ocurrir con el ejercicio que se realiza para mantener el peso o las condiciones físicas cuando se hace por obligación y bajo circunstancias apremiantes. Estas actividades pueden ocultar síntomas de condiciones que pueden ser graves y acarrear serios problemas orgánicos.

Las personas que necesitan hacer ejercicio para sentirse bien y cuando no lo hacen se sienten mal es porque no están bien. El ejercicio se puede convertir en una droga analgésica que oculte el verdadero estado orgánico. Las personas que crean dependencia física al ejercicio se hacen tanto daño como las que crean dependencia de drogas químicas.

Se ha hecho común que la gente se reúne a hacer ejercicios en el parque, en la cancha o en el gimnasio. Ha surgido una nueva profesión de entrenadores personales que le empeñan a la gente a hacer las diferentes rutinas de ejercicios. Muchos son los que salen del trabajo y en vez de ir a sus hogares a descansar, se dirigen al parque o al gimnasio para hacer ejercicio. Luego llegan a sus hogares rendidos, hambrientos y comen para acostarse.  Después de algunos cinco minutos de ejercicios se sienten bien y tonificados pero la competencia con los otros que se ejercitan los obliga a seguir por más tiempo y es ahí donde, en vez de activar los sistemas para mejorar el metabolismo, se lastiman, se exceden y se hacen daño agotando las reservas energéticas.

El ejercicio, como es natural, nadie lo considera dañino para la salud, pero la forma en que la gente hace el ejercicio, las rutinas que desarrollan y la frecuencia pueden ser tan dañinos a la salud como el cigarrillo, el alcohol y las drogas.

El mejor ejercicio es caminar sin estrés, sin obligación y disfrutando el paisaje, el fresco o la oportunidad de respirar aire puro. El ejercicio en las ciudades donde hay contaminación ambiental es peor remedio que la enfermedad misma.

Después del ejercicio no se deben ingerir alimentos cocidos. Solo frutas y jugos de frutas de forma líquida. Consumir alimento sólido después del ejercicio anula todos los posibles efectos benéficos que se hayan obtenido del ejercicio. Además, para que ese ejercicio pudiera ser en algo beneficioso, habría que esperar dos horas de descompensación física antes de ir a la cama.

La descompensación física es un periodo de descanso y relajación que debe ir inmediatamente después de realizar cualquier tipo de tarea que ejercite los músculos y sistemas. Durante ese descanso, se debe ingerir agua destilada, te de plantas medicinales o jugos de frutas no ácidos cada 5 o 10 minutos para diluir las toxinas, las grasas y la sedimentación que se remueven durante el ejercicio. Se debe orinar cada 15 o 20 minutos para eliminar y puede ser el mejor momento para realizar una refrescante y nutritiva enema de café y de minerales para rehidratar y retroalimentar los sistemas con nutrición positiva.

La red distribuidora de cada sistema se beneficia o se afecta con el ejercicio. Cuando el ejercicio es moderado y controlado para llevar a cabo una función mejoradora, es beneficioso si se acompaña de un programa de alimentación sana y desintoxicación secuencial.

De  lo  contrario,  el  ejercicio  puede  hacer  mucho  más  daño  que permanecer sedentario.

Cuando se ejercitan los sistemas de forma agresiva como se acostumbra en los gimnasios o como cuando la gente trota en el parque, las toxinas acumuladas se dispersan y circulan de un sistema a otro descontroladamente. La agitación acelerada del corazón en el ejercicio violento causa tanto daño al corazón como al cerebro, al hígado y a los riñones. Si la persona no se acostumbró a esa rutina desde bien joven, el ejercicio violento como correr o trotar es totalmente contraindicado cuando ya se detectan problemas de circulación.

Esto no quiere decir que el ejercicio no es bueno; si se hace el ejercicio correcto y se le asigna el tiempo indicado de acuerdo a las necesidades específicas de cada caso, los resultados pueden ser diferentes. Cuando se aprovecha la actividad física pasiva para eliminar toxinas del cuerpo es una gran oportunidad para tonificar nervios y músculos.

Las personas con depresión severa o las que se deprimen esporádicamente sin aparente causa, reciben gran beneficio orgánico general al hacer ejercicio moderado que les provoque transpiración fuerte. Para lograr esta combinación de efectos beneficiosos el ejercicio se debe realizar en un lugar con buen oxígeno, pero caluroso que fomente la transpiración o sudoración copiosa. El ejercicio puede ser sencillo como caminar, tirar una bola al canasta, hacer rebotar una bola contra un muro y recuperarla, pedalear una bicicleta estacionaria, remar o trabajar en el jardín o en el huerto.

Las estadísticas señalan que muchos de los que practicaron deportes fuertes en su juventud y se descuidaron por más de diez años para regresar al ejercicio nuevamente, si no entrenan gradual y poco a poco, son candidatos potenciales a infartos, derrames cerebrales y embolias de todo tipo.

Por cada libra de sobrepeso, se requiere un mes de ejercicios de adaptaci6n progresiva antes de cambiar o aumentar la rutina inicial que debe ser sencilla. La práctica y la teoría de la mayoría de los entrenadores personales y de los instructores atléticos en los gimnasios siguen una dinámica general de adiestramiento parecida a la de  los médicos convencionales que tratan los  síntomas con drogas. Lo que aprecian en su práctica como entrenamiento exitoso es lograr que la gente se entusiasme en hacer más y más ejercicios. A veces, en los gimnasios se crean técnicas de competencia para estimular a los alicaídos que se cansan con facilidad y ponerlos a la altura de los que ya están entrenados.  Este tipo de ejercicio que obliga a algunos a esforzarse para competir crea un estrés altamente peligroso para los sistemas. Cada persona, de acuerdo a su condición genética, costumbre y estado de salud requiere de una rutina individual diferente de acuerdo a su conveniencia y necesidades físicas.

A veces es mejor tener el gimnasio en la casa. Una bicicleta o trotadora en la habitación o en el garaje puede ser tan adecuada como el mejor de los gimnasios. Con la diferencia que en su casa usted compite con usted mismo de acuerdo a su capacidad de ejercitarse y no se excede peligrosamente.

Otro problema del gimnasio es que usted entra en contacto con máquinas y ambientes contaminados con las toxinas de otros que se ejercitaron antes que usted. Además, usted no tiene la oportunidad de darse un buen baño caliente y cambiarse de ropa inmediatamente que termine sus ejercicios lo que provoca reabsorción de toxinas a través  de la piel. Justamente lo opuesto a lo que trató de conseguir cuando se ejercitó:"      

Los ejercicios de escalón (steppers) son altamente dañinos para las articulaciones de la cadera, la rodilla y el tobillo. El tejido de la ingle no se fortalece adecuadamente y se pueden formar hernias inguinales y abdominales bajas que son difíciles de tratar. Las articulaciones de la cadera y de la rodilla sufren desgastes prematuros, atrofia del menisco y deformaciones de la esfera. Estos problemas, generalmente no se sienten de inmediato y la persona no relaciona una cosa con la otra. Pero años más tarde, se pueden experimentar serios problemas de salud como consecuencia del ejercicio contraindicado.

Un ejemplo claro de ejercicio inadecuado es el de las corredores de maratones. Este deporte que ha tornado auge en las últimas décadas reúne cientos y miles de personas que participan y entrenan para competir. Algunos compiten en varios eventos cada ano y para ese fin entrenan constantemente. Hemos atendido muchos de ellos en nuestra oficina con atrofia de la rodilla, deformación de las vértebras lumbares y otros problemas relacionados para los cuales han recibido cómo (mica alivio inyecciones de cortisona directamente aplicadas al área inflamada. Este daño a las articulación no incluye el daño al corazón y a las válvulas arteriales.

El diseño erguido del cuerpo humano no lo capacita para correr.   Los animales plantígrados al correr lo hacen sobre sus cuatro extremidades y distribuyen el peso de su cuerpo de una forma más balanceada. Las dos piernas del ser humano están diseñadas para caminar y al correr sufre daño y demuestra su desventaja física en relación a los animales. Cuando el corazón bombea sangre para sustentar el ejercicio excesivo en una carrera, la circulación de las piernas y el oxígeno que se consume, privan de precioso gas a las neuronas del cerebro.

Los tres sistemas orgánicos están diseñados para complementarse. Cada uno procesa la materia orgánica vital que alimenta y sostiene al otro. Por tal razón, la calidad del alimento está directamente relacionada a la salud general de los tres sistemas y estos responden saludablemente en proporción a la calidad del mismo.

Cuando la calidad del alimento no es buena el primer sistema que sufre es el digestivo. Cada década que pasa empeora la calidad de los alimentos que se obtienen. En el afán de industrializar la agricultura, ya no se concibe la idea de sembrar de forma natural y utilizar los abonos naturales de la tierra misma.  Hasta las siembras denominadas 'orgánicas' reciben cantidades variadas de ciertos componentes químicos y sufren de los problemas de hibridación y de manipulación genética. Todos estos cambios que se han operado en la agricultura en busca de frutos con apariencia y tamaños homogéneos han disminuido la calidad alimenticia y el sabor original de frutas y vegetales.

La ingestión de estos frutos combinados con carnes de animales sacrificados para consumo humano, de grasas de alta densidad y saturación, de toxinas provenientes de preservativos químicos, colorantes artificiales, nitritos, glutamato monosódico y otros componentes de naturaleza química que son añadidos para mejorar la apariencia o el sabor de ciertos productos, introducen estos residuos químicos en el sistema digestivo y lo van saturando hasta enfermarse.

La cantidad y variedad de enfermedades del sistema digestivo aumentan de forma alarmante y causan enfermedades diversas desde acidez, trastornos digestivos, reflujo, ulceras, colitis, hepatitis, diabetes, pancreatitis y cáncer. Aunque muchos científicos aun no aceptan reconocer estas enfermedades ni las relacionan a estas causas, un gran número de investigaciones científicas modernas están relacionando estos factores mencionados a las enfermedades señaladas.

Cuando el sistema digestivo se enferma por cualquier causa, la calidad del alimento que pasa al sistema circulatorio se afecta en la medida y gravedad de las condiciones que imperan en el digestivo. La causa, por lo general, requerirá de ajustes en la alimentación a tono con las necesidades del problema. Muchos de los trastornos digestivos tienen un efecto directo con el cerebro. La mayoría de las migrañas y dolores de cabeza que sufre la gente tienen una conexión digestiva que causa un efecto secuencial a los sistemas. El trastorno digestivo causa un trastorno circulatorio que produce vasoconstricción a las venas y arterias del cerebro que a su vez afectan todo el sistema nervioso central.

El sistema nervioso guarda memoria inmunológica del alimento que causó el daño y crea anticuerpos que se activan cada vez que se ingiere el mismo y provoca la reacción de vasoconstricción y por consiguiente el dolor de cabeza. A esta reacción en cadena de los sistemas se le aplica el termino de 'intolerancia alimentaria' pero no es otra cosa que la señal defensiva que provoca la reacción casi instantánea de las sistemas al daño.

Un atenuante muy efectivo que se puede aplicar en estos casos es el uso de plantas aceleradoras que intervengan en la ración digestiva antes que se produzca el primer contacto. La combinación del boldo, casia, romero y menta crea una barrera que interviene directamente con las reacciones estómago, hígado-páncreas y neutraliza, no sólo el efecto secuencial de los sistemas, sino que, también, la respuesta inmunológica que activa las reacciones en cadena.

La forma de prepararlas más efectiva es mezclarlas en una infusión  y  tomarlas  en  pequeños  sorbos mientras  se  ingiere  el alimento que provoca la reacción inmunológica. Aunque el mejor remedio  es  no  consumir las alimentos que provocan este daño, no es menos cierto que otros alimentos que generalmente se consumen  con estos y las condimentos que se utilizan para adobarlos que reciben el rechazo injustamente. Por ejemplo, si el alimento que recibe el rechazo es el arroz y siempre se ingiere mezclado con habichuelas o frijoles, tanto uno como el otro recibirán rechazo y reacción. Es este caso, el alimento rechazado es el arroz, pero las habichuelas reciben el mismo rechazo por relación  directa.

Borrar la memoria inmunológica contra estos alimentos comunes requiere de plantas medicinales de alta eficiencia neutralizante y su uso debe ser condicionado a los alimentos relacionados y nunca al ofensor principal. Para realizar un tratamiento efectivo y directo a la causa se deben vigilar muy de cerca las reacciones individuales a las inmunologlobulinas.

Para facilitar la investigación y el diagnóstico de las reacciones alimentarias adversas, la European Academy of Allergy and Clinical lnmunology adoptó recientemente las definiciones estandarizadas de las reacciones alimentarias que se basan sólo en el mecanismo. Así, una reacción alérgica se define como cualquier reacción aberrante posterior a la ingesta de un alimento o de un aditivo o componente del mismo. Para simplificar su diagnóstico se dividen en reacciones tóxicas y no tóxicas. Las tóxicas ocurren en cualquier persona siempre que la dosis sea suficientemente grande como para causar la reacción.  Las no tóxicas dependen de la susceptibilidad individual y pueden deberse a mecanismos inmunológicos o no inmunológicos (intolerancias). Las alergias alimentarias tipo I son detectadas mediante lg E y son las más fáciles de definir y diagnosticar. Por ejemplo: la  Tiramida de los quesos anejos, la Teobromina del chocolate, la alergia a la lactosa y otros.

Otras reacciones alérgicas no mediados por la inmunoglobulina E (lg E), pueden ser detectadas por A, G y M respectivamente. Por ejemplo, el síndrome de enterocolitis inducida por alimentos se observa con mayor frecuencia en las lactantes pequeños que ingieren leche de vaca o fórmulas a base de soya. Por lo general, se detecta entre la primera semana y los tres meses de edad. Sus síntomas pueden variar desde diarrea prolongada y vómito en proyectil hasta reflujo o alergias de la piel, deshidratación y hasta acidosis, metahemoglobinemia transitoria. En niños mayores se relaciona con la ingesta de leche, huevos, trigo,  arroz, maní (cacahuate), nueces, pollo, pavo y mariscos.

Las enteropatías inducidas por las proteínas alimentarias incluyen un espectro amplio de alteraciones de mala absorción que pueden detectarse en la lg A con depósitos en la unión dermoepidérmica. Los anticuerpos lg A antigliadina y antienodomisiales están presentes altos en más del 90% de los pacientes con enfermedad que no reciben tratamiento alguno. De estos, los que más sufren son los que como consecuencia de las intolerancias desarrollan fuertes dolores de cabeza o migrañas. Los depósitos de lg A en la unión dermoepidérmica constituyen el rasgo característico de los pacientes con dermatitis herpetiforme. La Food Allergy Network de Fairfax, Virginia ofrece información al respecto y han desarrollado tablas de convergencia para detectar sustancias alérgicas en los aditivos de la mayoría de los alimentos en el mercado.

ANÁLISIS HISTORICO

La dieta de exclusión desarrollada por Hipócrates, el Padre de la Medicina, hace siglos fue el mejor remedio disponible para resolver este tipo de problemas. La dieta de exclusión fue el único recurso disponible para cernir alergias, hasta que en 1980 diseñe la mono dietada que, hasta el momento, es el mecanismo más práctico para controlar las reacciones alérgicas, de intolerancias y, sobre todo, de acción rápida y curativa. Entre el 1980 y 1990 se ensayó exitosamente en más de cien mil personas que la adoptaron y que obtuvieron excelentes resultados con todo tipo de enfermedades. Desde artritis, lupus. diabetes, enfermedades cardiovasculares, problemas digestivos de todo tipo, alergias y cáncer. Estos vieron sus enfermedades desaparecer como consecuencia del cambio alimentario suplementado.

 En unas enfermedades la suplementación se realizó con amino ácidos  de  levadura  de  cerveza,  en  otros  con  plantas  y  yerbas medicinales  y  en  muchos  casos  con  ambas  cosas.  El  ayuno sustentable se ha ido perfeccionando a medida que se han añadido estudios  científicos  que  confirman  esta  terapia  como  un  método funcional aplicable a todo enfermo que pueda ingerir alimentos y que desee mejorar o curar.

Para el año 2000 realice estudios con plantas medicinales que, por los últimos 30 años, habían sido utilizadas en las fórmulas preparadas para tratar los pacientes con tanto éxito. Dichos estudios fueron encaminados a buscar alternativas que le permitieran a los pacientes del ayuno sustentado consumir algunos otros productos que satisficieran sus costumbres antiguas de pan, cereales o ciertos granos. La respuesta no se hizo esperar. Descubrí que ciertas plantas medicinales tenían la capacidad de neutralizar el efecto tóxico de ciertas proteínas de los alimentos mencionados en las alergias e intolerancias. Cuando estas plantas se añaden a las proteínas tóxicas que levantan respuesta inmunitaria o leucocitaria, el efecto dañino sobre el organismo queda anulado o neutralizado.

Los primeros ensayos de esta fórmula se realizaron en pacientes altamente reactivos que no toleraban ninguna de las proteínas tóxicas del trigo (gliadina), de la leche (lactosa y caseína), de la avena (avenina), del maíz (orcenina) y de la cebada respectivamente, alimentos comunes que desgraciadamente constituyen la primera forma sólida de alimentación para infantes.

La razón por la cual cada día nacen más niños con intolerancias a estos productos es debido a que el contacto constante de la madre embarazada con estos proteínas toxicas, crean una barrera inmunológica de mayor reactividad en el feta desde su formación. La insistencia de la madre embarazada en consumir estos productos con preferencia durante todo el embarazo y en la lactancia, es uno de los factores preponderantes en la incidencia de desórdenes del desarrollo, reflujo, autismo, IDD o labio leporino y muchas otras condiciones modernas que sufren todos los niños que nacen en este siglo. Otros más, otros menos, pero todos de alguna manera sufren alguno o varios.

En los casos de niños fenilketonuricos la tendencia inmunológica es mayor y las reacciones fluctúan de moderadas a intensas dependiendo del caudal inmunológico innato. La prueba clínica de lnmunologlobulinas sirve para detectar las reacciones alérgicas antes los agentes provocadores. También es útil para detectar el progreso del tratamiento aplicado. La prueba clínica RAST (Radioallergosorbent Test) identifica mediante sangre la inmunoglobulina lg E, los alergenos específicos que pueden causar erupción, asma, fiebre de heno y otras reacciones de antígenos que pueden ser identificados para su aislamiento.

La hormona principal que asegura el embarazo es la progesterona. Cuando los estrógenos están altos y el organismo sufre el desbalance de estas hormonas, la mujer siente deseos de comer alimentos ricos en harinas, grasas y azucares para suplir la materia prima que fabrica hormonas. Lejos de formar progesterona  que es la hormona que necesita para asegurar un embarazo exitoso, con estos productos lo que el cuerpo fabrica es colesterol y estrógenos que se almacenan en sobrepeso y desbalance hormonal que piden a su vez, más comida y más grasas y azucares.

El desarrollo hormonal del feta puede, bajo estas circunstancias, verse seriamente afectado por las desbalances de estrógeno-progesterona que deben estar en proporciones de una a mil respectivamente y por lo general se presentan proporcionalmente invertidos: uno de progesterona y mil de estrógenos.  Estos lo que va a producir son problemas de embarazo y daño irreparable al feto. Cuando estas proporciones se invierten, la sabia naturaleza activa los mecanismos de aborto y comienzan los síntomas a dar avisos a tiempo.

Cuando los médicos detectan síntomas de aborto, uno de las recurses que se utilizan para detener el aborto natural o espontaneo es la inyección de progesterona química o progestina. Este recurse puede, en muchos casos, detener el procese de aborto pues la progestina imita a la progesterona natural y engaña momentáneamente a los  mecanismos de aborto. No obstante, el mensaje de las progestinas a las células es diferente al de la progesterona y aunque detenga el proceso abortivo no pueden detener el daño al feta.

Cada año aumenta el por ciento de niños que nacen con trastornos del desarrollo como el autismo, el síndrome Down, el síndrome de atención, paladar hendido, diabetes, bipolaridad y otros muchos trastornos no identificados hasta tarde en la vida y que luego la ciencia no relaciona al problema básico que discutimos.

Dentro de estos trastornos tenemos que dedicarle, aunque sea un párrafo al problema hormonal que potencialmente afecta al feto en desarrollo cuando disminuye la progesterona frente a las estrógenos. Los trastornos hormonales en el embrión pueden causar desajustes en todos los órganos y  sistemas: enfermedades  de las huesos, diabetes, identidad sexual y  de  enfermedades  auto  inmunes. Cada caso puede presentar características particulares y síntomas diferentes pero la causa puede ser la misma que estamos discutiendo.

Cuando el niño nace con deformaciones o trastornos sistemáticos dice la medicina moderna que son "deformaciones congénitas" y nunca se alude a otras posibles causas como las que mencionamos. Es más fácil echarle la culpa a los genes por que estos no se quejan ni protestan audiblemente. Pero la triste realidad es otra.

Muchas mujeres crean su propio monstruo, a su estilo y conveniencia. La sociedad está repleta de niños que pudieron ser normales, pero nadie orientó, nadie previno, nadie tomó conciencia de la realidad.

Los estrógenos antagonizan con la progesterona, con las otras hormonas, con el ácido fólico, con los componentes del complejo B, con el botín, con el calcio y con los neurotransmisores básicos. La mayoría de las mujeres con dificultades para quedar embarazadas es por problemas de endometriosis y quistes ováricos creados por altos niveles de estrógenos y bajos niveles de progesterona. El lnstituto Nacional de la Mujer adscrito al Instituto Nacional  de  la Salud ha alertado a las mujeres embarazadas para que usen ácido fólico durante las etapas de embarazo a fin de evitar deformaciones del cordón neural y de la columna vertebral en el feto en desarrollo. Es obvio que con solo añadir este componente nutricional se pueden evitar series problemas de salud al feto y a la familia.   Pero ¿y las otras enfermedades y deformaciones nutricionales? ¿Cuánto va a demorar el sistema de salud en conjugar la informaci6n que estamos compartiendo para alertar a las mujeres e instruirlas preventivamente para evitar el incremento de nacimientos de niños con defectos congénitos?

Consumir ácido fólico durante el embarazo solo protege en un área de la gama de problemas que se presentan durante esa etapa. La verdadera causa de la falta de absorción de ácido fólico y complejo B es el consumo de alimentos con gluten. El gluten o gliadina del trigo es una proteína toxica que a su paso por el intestino humano cierra los cilios de absorción por donde el cuerpo absorbe el calcio y los diferentes nutrientes del Complejo B y otros minerales. La privación de estos nutrientes es lo que causa daño al cordón neural y crea deformaciones y trastornos fetales.

La buena alimentación durante el embarazo y la suplementación adecuada de progesterona natural de alta potencia, complejo B, calcio y amino ácidos de fácil absorción pueden ser la diferencia entre un producto saludable y un niño problema.

Sabemos que un niño que nace con trastornos del desarrollo o con problemas de salud trastoca la vida de toda una familia y contribuye a más problemas de toda la sociedad. Aun los gobiernos no pueden satisfacer las necesidades individuales ni colectivas de los niños con trastornos del desarrollo. Nunca podrán tener disponibles educación, medicación, tratamientos y terapias que satisfagan los requerimientos básicos de las diferentes modalidades de los trastornos que estas criaturas y sus familiares sufren.        

Por tanto, cuando podamos evitar el sufrimiento humano de estos casos, mayor será nuestra contribución a la sociedad misma. No existe otro remedio ni medicina mayor que la prevención. Durante el embarazo, las mujeres deben abstenerse de fumar, beber bebidas alcohólicas, consumir productos a base de trigo y de cereales que contengan gluten, de grasas animales y de todo tipo de sustancias químicas, drogas o esteroides. Además, como medida de prevención, toda mujer que haya utilizado píldoras anticonceptivas debe esperar, de seis meses a un año antes de quedar embarazada.

El consumo de trigo en personas intolerantes creas unas combinaciones químicas tóxicas cuando se combina la gliadina con otras proteínas grasas y con lácteos que se convierten en opiáceos. El opio y sus derivados son agentes teratógenos que pueden trastornar el ADN de las células y crear deformaciones que parecerán consecuencias de genes defectuosos heredados cuando en realidad son genes defectuosos transformados por el impacto de químicos tan potentes como el opio.

El tratamiento preventivo de estas condiciones es tan importante como la salud misma de los niños en gestación. Las estadísticas nos informan que cada año el por ciento de niños que nacen con anormalidades y con trastornos del desarrollo es mayor y el aumento es increíble. Para detener la creciente incidencia de casos no basta con añadir ácido fólico a la dieta, es menester que se oriente a la gente y se le diga la verdad clara y contundente: tienen que abstenerse de trigo y cereales con gluten durante todo el embarazo y la lactancia. Lo ideal es que dos o tres meses antes de quedar embarazadas, se eliminen los alimentos señalados, junta al tabaco y el alcohol, drogas hormonales y anticonceptivas.

La mononutrición o ayuno sustentado es el recurso curativo más económico, practico y efectivo que se puede administrar para tratar cualquier condición o enfermedad que se desea curar. Como medida de corrección (individual) cada enfermedad y cada enfermo puede requerir una sustentación especifica que lleve las necesidades individuales del enfermo y de la enfermedad. Por tal razón, la suplementación con amino ácidos de levadura de cerveza líquida, calcio de fuentes vegetales o minerales como el Cal-Plex, la progesterona natural y las plantas o yerbas medicinales que limpian y desintoxican los órganos filtros es de  naturaleza básica para limpiar, nutrir y sostener el organismo durante el proceso de restauración y renovación celular.

Como señalamos en un principio, para la Medicina Natural no hay enfermedades incurables. No obstante, podemos encontrar enfermos incurables porque su estado de deterioro ya sea físico, mental o espiritual no le permiten desarrollar procesos curativos. Tanto la Medicina alópata convencional como para la Medicina Natural estas personas estas muertas, pero aun respiran. Algunas pueden hablar, caminar y realizar tareas, pero su organismo perdió la batalla y el deceso es cuestión de tiempo.

Aun en estos casos, la Medicina Natural puede mejorar la calidad de vida de estas personas mejorando la digestión y eliminación del alimento y soportando los sistemas en sus funciones básicas mínimas. La dignidad del ser humano aun en circunstancias adversas debe ser cuidada y protegida hasta el último suspiro. Por tal razón, la vida artificial sostenida por métodos artificiales y maquinas respiradoras debe ser repudiada y rechazada por todos. Cada persona debe llenar y firmar el documento donde rechaza la vida artificial sostenida por maquinas, tubos y respiradores. Los médicos deben respetar ese compromiso.

La muerte natural es la continuación y culminación lógica y razonable a una vida natural. Cuando el espíritu abandona el cuerpo, ninguna maquina es capaz de sustituirlo y mucho menos de sostenerlo. Por  tal  razón,  sostener  la vida  mediante  métodos artificiales es un esfuerzo inútil que no tiene sentido ni razón.

La Medicina Natural es una ciencia cuyo principal objetivo es prevenir las enfermedades mediante la aplicación y uso de recursos naturales y estilos de vida saludables. Por lo tanto, la persona interesada en obtener beneficios de esta ciencia necesita hacer cambios, justamente en los hábitos de vida y alimentación que causaron la enfermedad o que puedan, si no está enferma, aun causarla.

La evidencia científica que se acumula en miles de estudios de renombrados centros de investigación en el mundo entero, revelan la conexión que existe entre el estilo de vida y alimentación y el estado de salud de la gente.

ALIMENTO  CURATIVO

Gente que por treinta o cuarenta años han ayudado consistentemente para mantenerse saludables, han desarrollado recetas usando la papa como principal alimento y han creado verdaderas obras culinarias que pueden competir ventajosamente con las mejores recetas de las chefs de cocina más famosos del Mundo. Nuestro grupo de trabajo a diseñado platos con rangos de comida gourmet que pueden competir en concursos mundiales. Con la diferencia que ningún otro plato 'gourmet' puede reclamar la más mínima cualidad de salubridad y menos de curar enfermedades. En cambio, la nuestra posee el poder de curar.

La cura mediante el ayuno sustentado es un recurso único en el campo de medicina alternativa que promete mejores resultados que los tratamientos a base de plantas medicinales, medicamentos o drogas químicas.

La alimentación sana es el mecanismo inverso de los procesos degenerativos de la curación metabólica y de la restauración orgánica. No existe una verdadera curación sin el debido cambio en los hábitos alimentarios, no importa la cantidad de drogas químicas, formulas naturales o plantas y yerbas medicinales que se apliquen porque la "enfermedad entra por la boca", justamente el orificio de entrada del sistema digestivo.

Del sistema digestivo no poder controlar la invasión química y tóxica que pueda entrar en una comida, su residual alimentario queda anulado para fines curativos porque la primera reacción que ocurre cuando este producto toca la lengua es de naturaleza inmunológica y los mecanismos de defensa mandan una señal para cerrar todos los canales de absorción. La toxidad afecta el hígado que retiene y procesa la parte más dañina y el resto pasa al intestino donde ocurre el proceso de fermentación y eliminación. Este proceso que es parte de las funciones digestivas deja pasar grandes cantidades de sustancias tóxicas químicas y radicales a los sistemas y Ilegan a la corriente sanguínea donde hacen parada y se depositan en órganos irrigados, en las paredes arteriales y en el corazón.

Para evitar sufrir las enfermedades modernas que son consecuencia directa de los hábitos alimentarios de la gente es menester hacer ajustes radicales en el estilo de vida y de alimentación.

Tanto la artritis, como la diabetes, las enfermedades coronarias, las alergias, las leucemias, los tumores cervicales y endometriales, el cáncer de próstata, de seno, los problemas cardiovasculares, pulmonares y cerebrales y otras enfermedades que de una y otra manera están relacionadas a la alimentación, todas tienen un elemento común que en medicina natural se mide por sus orígenes y su interacción con los tres sistemas.

Cuando afirmamos que las enfermedades modernas son, en su mayoría, causadas por la alimentación antinatural y el uso de carnes de animales muertos y preparadas o embalsamadas con preservativos químicos, colorantes artificiales y condimentos sintéticos, es porque tenemos la experiencia de cuarenta años haciendo experimentos con gente enferma que al cambiar su alimentación tradicional por una natural comenzaron un proceso de curación inmediata. Mientras mantenían una alimentación sana y natural marchaban en franca mejoría y al volver a sus antiguos hábitos alimentarios volvían a enfermarse. Este tipo de experimento fue repetido en el campo de la practica miles de veces con resultados iguales. Podemos afirmar categóricamente que todas las enfermedades sistémicas tienen un elemento común causal que es alimentario y que la única forma de evitarlas o curarlas es cambiando la alimentación.

Todas las enfermedades auto inmunes responden a un patrón alimentario.· No hay duda que la predisposición genética juega un papel preponderante en las personas que lo poseen, pero la alimentación es determinante, tanto en ellas como en las que no lo poseen. En ambas, el cambio en la alimentación es clave para lograr una curación completa.

La medicina natural debe ser la primera opción terapéutica para una persona que acaba de recibir un diagnóstico de alguna de estas condiciones. Por desgracia, la gente opta por comenzar un tratamiento químico tan pronto reciben el diagnóstico con la receta.

Después de haber probado todos los medicamentos químicos y convencerse de que no curan su enfermedad, entonces acuden a los remedios naturales como último recurso. Cuando llegan a la medicina natural, el naturólogo tiene que luchar contra tres enfermedades.  A saber:

 La primera que fue diagnosticada

La segunda, causada por los fármacos usados inicialmente

La mental,  ocasionada  por la angustia de no ver resultado.

Por lo general, los tratamientos químicos mayormente usados en estas condiciones son antinflamatorios esteroidales que suprimen las defensas inmunológicas. Los esteroides se diseminan por  los órganos y sistemas afectando las funciones de todos y cada uno de los sensores inmunológicos, las glándulas endocrinas y el cerebro. Cuando se suprimen las reacciones inmunológicas normales los síntomas de la enfermedad disminuyen inicialmente. Esto da la apariencia de que la enfermedad está cediendo. Nada más lejos de la realidad.

Con el sistema inmunológico suprimido, la enfermedad, no importa su nombre y características, se fortalece y aumenta sin que podamos evitarlo y tan pronto disminuye el efecto inmunosupresor del medicamento esteroidal, reaparece con mayor intensidad y provoca mayores dolores o sufrimientos. Reaparece porque siempre estuvo allí detrás del efecto del esteroide. El naturópata o naturólogo tiene una dura tarea ante sus manos porque sabe que el primer  paso que hay que tomar  en estos casos es restablecer  la normalidad del sistema inmunológico para que el organismo sea  quien combata la enfermedad y crear un deseo verdadero en el enfermo de curarse.

Un sistema inmunológico invadido por drogas esteroidales es un sistema totalmente mutilado que tardara en despertar para llevar acabo la tarea que la naturaleza le asignó, si lo logra antes de que los medicamentos esteroidales saturen los sistemas con residuos tóxicos de la alimentación antinatural, convencional o tradicional que las personas acostumbran a ingerir comúnmente. Por eso, el ataque natural del sistema inmunológico fue contra los órganos y tejidos saturados de ese sedimento. Esta es la primera causa que señalamos.

Si en ese momento, se hubiese procedido a limpiar y desintoxicar    el    organismo    afectado,    al    lograrlo,    hubiesen   desaparecido todos los síntomas que dieron lugar al diagnóstico de la enfermedad y todo hubiera pasado de forma rápida y sencilla sin mayores consecuencias. O sea, que el mismo sistema inmunológico nos hubiera ayudado a eliminar todo el sedimento y basura que ocasionaba el problema. La medicina moderna suprime las defensas naturales para esconder el problema por un tiempo, suprimiendo la reacción del sistema inmunológico que es el mecanismo diseñado por la naturaleza para hacer esa labor. 

Se preguntara usted cual es la razón para que la medicina convencional actúe de esa manera antinatural. La respuesta es sencilla. Las escuelas de medicina convencional son económicamente subsidiadas por los grandes laboratorios farmacéuticos. Estos grandes consorcios financieros no están dispuestos a trabajar con la naturaleza porque no pueden patentar las remedios naturales ni conseguir los diez años de protección para las fórmulas como ocurre con los medicamentos químicos que ellos crean sintéticamente. Por lo tanto, la enseñanza que se imparte en las escuelas de medicina responden a los grandes intereses financieros de las farmacéuticas.

Nuestro empeño es que tanto el paciente como el estudiante de medicina natural comprendan la interacción que ocurre en los sistemas y como estos se integran de forma natural para llevar a cabo todas  las funciones intrínsecas que mantienen la salud y la homeostasis.

A veces nos vemos obligados a desviarnos un poco del tema para ilustrar puntos que  la gente desconoce y  que contribuyen a aclarar el dilema de la salud. Pero sobran razones y explicaciones que clarifican de forma sencilla este vital asunto que concierne a toda la sociedad, incluidos los que supuestamente velan por la salud de la gente que son los mismos profesionales de la salud que sufren las mismas enfermedades y drogas que el resto de la gente.

En nuestra primera parte, estudiamos que la enfermedad es un esfuerzo que hace la naturaleza por librarse de condiciones adversas a la salud. La manifestación de los síntomas ya sea fiebre, dolor, inflamación o erupción son la señal externa visible de que alga ocurre en el organismo. Por lo tanto, no es suprimiendo los síntomas como resolvemos el problema.

Estudiamos que un dolor suprimido es un problema diferido. Por lo tanto, no es eliminando el dolor como se corrige una causa sino eliminando la causa desaparece el dolor y la desaparición del dolor es la señal inequívoca de que se corrigió el problema.

La integración de un programa encaminado a beneficiar al cuerpo humane de una forma eficaz y que produzca una recuperación ordenada debe comenzar haciendo la limpieza orgánica al sistema digestivo. Muy parecido a lo que explicamos para el tratamiento de la vesícula. Se deben aplicar las terapias de colon, enemas o lavativas, laxantes naturales a base de plantas medicinales, masajes abdominales, reflexoterapia a los puntos de acupresión relativos a todos los órganos del sistema digestivo y agua destilada cada 15 o 20 minutos para evitar la deshidratación.

El baño de vapor o lavado de sangre es un tipo de diálisis natural no invasiva que ayuda a eliminar algunas sustancias por la piel que de otra manera no hubieran podido salir del sistema.

Cuando los riñones se sobrecargan con proteínas y la capacidad renal disminuye, las nefronas no pueden hacer su función, por lo que la piel se convierte en el tercer riñón y a través de los poros se eliminan toxinas y sedimentos que de otra manera hubieran circulado en la sangre permanentemente. La piel puede presentar manifestaciones de ampollas, erupción, irritación, o dermatitis. Para restaurar la función renal es imperativo frenar la ingestión de proteínas de todo tipo. Tanto las carnes como los cereales y granos secos deben eliminarse.  También todo tipo de condimentos y frutas cítricas, semillas y trigo.

Se debe ingerir agua destilada a intervalos de 15 a 20 minutos y se recomienda el uso de plantas medicinales con el agua destilada. Se puede preparar medio galón de agua con te de ortiga (nettle), cola de caballo (horsetail) para ser ingerido en dosis pequeñas de dos o tres onzas. Si no se dispone de las plantas medicinales, puede usarse la formula Renalplex de  Dr. Norman's  para preparar la infusión o tomar la capsula con la dosis.

La ingestión de proteínas en las enfermedades renales está totalmente contraindicada y el ayuno monodietético acompañado de amino ácidos de forma líquida, tal como se encuentran en la levadura de cerveza líquida (brewer's liquid yeast), son de gran ayuda para que el organismo obtenga su proteína sin tener que recurrir a la forma que lesiona los riñones.

Los amino ácidos en forma líquida le proveen al organismo un medio excelente para obtener proteína sin la peligrosa eliminación de proteínas de gran tamaño. Toda la proteína que se ingiera de esta forma se elimina en forma de amino ácidos. Los amino ácidos son los bloques de construcción que constituyen las proteínas y son partículas muy pequeñas que no afectan las nefronas renales.

La congestión renal causada por proteínas de gran volumen, gluten y otros sedimentos que se aglutinan peligrosamente en la sangre y en los riñones  se diluye  con bastante rapidez  con el tratamiento natural señalado y con la adición de los amino ácidos: l­ lisina, l-carnitina y l- arginina en mayores concentraciones que los otros. El tratamiento renal puede acompañarse de enemas o lavativas intestinales y de agua destilada con las plantas medicinales indicadas. A los pocos minutos después de la lavativa de plantas y durante la eliminación      de la misma ocurren emisiones muy favorables de orina sobrecargada que elimina grandes cantidades de sedimento.

El ayuno sustentado con las plantas medicinales y con las amino ácidos mencionados es el mejor tratamiento existente para enfermos renales que no han sido preparados para diálisis con la válvula del brazo que une arterias y venas. En los casos de diálisis peritoneal o subclavial se puede  hacer el tratamiento natural en conjunto con el diálisis o alternadamente de acuerdo a las circunstancias.

Los riñones son órganos de purificación y limpieza, parte principal del sistema circulatorio. Son los órganos encargados de la primera fase del proceso de filtrado y eliminación de sustancias de desecho que llegan a la sangre y deben ser eliminadas antes de que se forme la linfa que alimentara  y sostendrá el sistema nervioso central. Además, es el sistema que mantiene la circulación de oxígeno en las células, transporta los electrolitos a nervios y músculos y sostiene el movimiento saludable del sistema inmunológico. El fallo renal puede conducir a fallo cardiaco, coma y muerte si no se toman medidas inmediatas de emergencia.

Muchas de las enfermedades de la piel coma la psoriasis y los diferentes tipos de dermatitis, eczema y forúnculos tienen un origen y una conexión directa a ciertos problemas renales que a veces no se detectan hasta que hacen crisis. La piel comienza a tornarse frágil y transparente, susceptible a rallazos y golpes con tendencias a picor o resequedad. Estos síntomas deben ser tomados en cuenta como un serio y posible problema circulatorio y mayormente renal.

Un ayuno sustentado le da un merecido y muy necesario descanso a los riñones sobrecargados y en riesgo de fallo. La pasiflora o parcha es indicada tanto en té como en jugos naturales. El azúcar debe ser sustituido por sirop de maple puro en pequeñas cantidades y no deben ingerirse granos secos, carnes, cereales ni trigo bajo ningún concepto.

La experiencia nos ha dado tanta información y conocimientos sabre estas enfermedades que nuestra mayor preocupación se concentra en que el enfermo siga las instrucciones al pie de la letra. Una sola falla, un descuido, un antojo pueden dar al traste con todo un tratamiento exitoso.

Nuestro programa de ayuno sustentado fue puesto a prueba por el famoso centro médico de John Hopkins en Maryland donde lo aplicaron a pacientes renales que estaban en turno para diálisis. Ninguno de los pacientes que hizo el tratamiento correctamente cayo en  diálisis.    La  supervisión  del hospital  y  la  cooperación  de  los pacientes permitió que el programa fuera un gran éxito y que fuera publicado en el "Journal of Nephrology".

Otro  ejemplo     que   podemos   señalar como una de las enfermedades sistémicas    más generalizadas lo es la artritis. La artritis es la versión más común del grupo que constituyen las enfermedades auto inmunes. En estas se incluye las esclerodermia, la esclerosis múltiple, el lupus, la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica y sufren todas estas modalidades de enfermedades auto inmunes y otras  llevan  un  mismo  tratamiento,  excepto  la  diabetes  que  usa insulina, antinflamatorios esteroidales o inmunosupresores químicos.

Similar a lo que se practica en la medicina convencional, en medicina natural se usa un mismo tratamiento para todas las enfermedades auto inmunes. En eso, ambas medicinas coinciden en que la causa y el tratamiento son los mismos para todas las diferentes versiones auto inmunes.

La diferencia entre una condición auto inmune o de colágeno y la otra es de tipo individual y los síntomas que las identifican son diferentes de persona a persona y dependen de factores genéticos, de estilo de vida, de alimentación y de exposición.

La ingestión química de drogas o medicamentos, de preservativos químicos, de aditivos alimentarios y de exposición a químicos ambientales, industriales y a vacunas intoxican de forma gradual pero constante los órganos y sistemas del cuerpo humano. Por tal razón, los diferentes programas de desintoxicación que pueden implementarse de forma simple o de manera agresiva, dependen de la urgencia y de las condiciones que lo permitan.

Una persona que se siente relativamente  bien pero que está comenzando a dar señales de problemas orgánicos puede hacer un programa de desintoxicación sencillo mientras trabaja o lleva acabo sus funciones rutinarias. La fórmula Detoxiplex de Dr. Norman's le permite  neutralizar  las toxinas provenientes del  ambiente y de los alimentos sin alterar para nada su patrón de vida. Una o dos cápsulas diarias son suficiente para una limpieza pasiva.

Las primeras señales de intoxicación se presentan en forma de dolores de cabeza, dolores musculares, cansancio, dificultad para levantarse temprano en la mañana, estreñimiento o diarrea de acuerdo al caso, problemas para descansar, trastornos digestivos o dolor de espalda.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →