Más
Carrito 0

Programa Para Dejar De Fumar

Publicado por Diana Gonzalez en

Por: Dr. Norman González Chacón

Este sencillo programa ha ayudado durante más de 50 años a miles de personas a abandonar el uso del cigarrillo.

El programa para dejar de fumar del Dr. Norman's es el más efectivo, natural y sencillo del mundo. Se trata de un proceso de sustituirle al organismo la nicotina química-tóxica del cigarrillo por nicotina natural no tóxica.

Al cabo de un tiempo, que puede ser diferente de persona a persona, se comienza a sentir aversión por el cigarrillo.

El mecanismo de sustitución es el primer paso. Se suministra 500 mg. de ácido nicotínico natural por cada cigarrillo que la persona fuma. Al comienzo, la persona debe tomar una cápsula o tableta de Nicotinamide acompañando cada cigarrillo.

Este proceso se debe seguir por unas dos o tres semanas. Durante este período se debe tomar además una cápsula de Detoxiplex en la mañana y en la tarde para ir desintoxicando el organismo de los otros componentes tóxicos que el cuerpo acumula. Para lograr una desintoxicación efectiva se debe tomar líquidos cada media hora o cada hora como mínimo. Pueden ser jugos naturales, agua de coco o agua destilada. Estos líquidos se pueden alternar para variar y no cansarse.

La dieta general puede ser sencilla, sin condimentos fuertes o frituras que promuevan o estimulen fumar más de lo acostumbrado. Es importante modificar la alimentación eliminando la comida chatarra, los condimentos fuertes y la grasa. Esto es muy conveniente para la salud ya que el fumador tiende a acumular grandes cantidades de componentes tóxicos como el alquitrán en diferentes áreas orgánicas como las arterias y el hígado.

Este proceso puede durar algunas semanas y hasta meses en surtir el efecto deseado en que la persona pueda sustituir un cigarrillo por una cápsula de ácido nicotínico.

Tan pronto descubre que puede fumar un cigarrillo y sustituir el siguiente con una cápsula, siente una gran alegría y satisfacción porque sabe que va a romper con el hábito. Tan pronto como pueda, debe hacerlo y esto le permitirá reducir el consumo de cigarrillos a la mitad. De ahí en adelante, es cuestión de tiempo y de voluntad. Nuestro consejo es que no se apresure a dejar de fumar totalmente hasta que el cuerpo mismo se lo indique rechazando el deseo de fumar.

La experiencia nos enseña que la prisa es peligrosa porque si se avanza en dejar de fumar antes de que se produzca la desintoxicación, aparecerán momentos de mucha ansiedad que pueden echar a perder el tratamiento.

El organismo necesita tiempo y mucho líquido para realizar los procesos de limpieza. El término seguridad y precaución para no reincidir fácilmente es de un año.

En la mayoría de los casos al término de dos o tres meses de tomar el ácido nicotínico natural y el Detoxiplex, la persona comienza a rechazar el cigarrillo y a apagarlo a los pocos segundos de haberlo encendido. Esto es una buena señal. Aun así, no se apresure en este tipo de proceso, la prisa es un enemigo peligroso que puede afectar el curso natural de la desintoxicación. Si tiene deseos incontrolables de fumar un cigarrillo, hágalo y notará que a los pocos segundos lo rechazará. No se sienta culpable. No es hasta que el organismo se limpia que comienza a rechazar el cigarrillo o cualquier otro componente tóxico. La experiencia nos enseña que hasta que el cuerpo no produzca el rechazo total, hay peligro de que la persona pueda volver a fumar de nuevo. Por lo tanto, aun cuando ya no fume, debe seguir con el tratamiento hasta que le moleste que le fumen al lado o sienta náuseas cuando le huele a cigarrillo. Ese es el síntoma final que anuncia la desintoxicación de este peligroso y dañino hábito.

Después de unos meses o un año de haber dejado de fumar, pueden aparecer ansias incontrolables de fumar nuevamente. Esto es porque siempre quedan cúmulos de nicotina en áreas celulares que, al renovarse en su proceso natural, segregan cantidades de nicotina tóxica en la sangre. Para esas ocasiones, se deben tener las cápsulas de ácido nicotínico a la mano y tomarlas seguidamente como se tomaron para dejar de fumar. Por esa razón, anteriormente le recomendamos que las siguiera tomando por un año después de abandonar el hábito.

Al principio y en lo que se acostumbra, puede poner las cápsulas de ácido nicotínico y varios bombones de menta en una cajetilla de cigarrillos vacía y guardarlo en su cartera o en el bolsillo donde acostumbra a guardar los cigarrillos. Cuando consciente o inconscientemente introduzca la mano para buscar un cigarrillo, encontrará los sustitutos y podrá vencer la tentación.

Recuerde: vaya despacio, tome abundancia de líquidos para ayudar a la desintoxicación, mantenga su mente positiva, no olvide sus cápsulas sustitutas y espere hasta que el organismo le avise que ya no desea fumar.

Este es un método sencillo y funcional que le ayudará a dejar de fumar efectivamente si usted es consecuente y sigue las instrucciones. Nunca salga a la calle o trabajo sin llevar sus cápsulas de ácido nicotínico. Les deseamos la mejor suerte para su salud.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →